Escúchenos en línea

Dos candidatos guatemaltecos aún fuera en carrera electoral

Ciudad Guatemala. PL. | 13 de Julio de 2011 a las 00:00
El plazo para la inscripción de candidatos a las elecciones generales de Guatemala caduca este miércoles y dos con deseos de ganar la presidencia están todavía fuera. Si embargo, sus batallas legales por lograrlo les da cierto margen en el tiempo hasta tanto lleguen al límite de lo permisible en sus acciones ante las instancias electoral y judicial. La de peores opciones hasta ahora es Sandra Torres, de la coalición Unidad Nacional de la Esperanza-Gran Alianza Nacional (UNE-GANA) a quien le queda una sola opción, ésta ante la Corte de Constitucionalidad (CC). Semanas ha gastado la UNE-GANA en una lucha iniciada cuando el Registro de Ciudadanos (RC) del Tribunal Supremo Electoral (TSE) rechazó por primera vez la solicitud de inscripción para la exprimera dama. El argumento del RC fue que Torres incurrió en fraude de ley al divorciarse del presidente Alvaro Colom con el objetivo de evadir la prohibición de postularse a familiares cercanos del mandatario en funciones, incluido el cónyuge. A partir de entonces el camino recorrido estuvo muy empedrado para cuanta apelación presentaron los abogados de la alianza tanto en el TSE como en el escalón judicial, la Corte Suprema de Justicia, ésta la última en dictar fallo en contra. Por ello es posible que hoy la coalición juegue su carta definitiva con un recurso ante la CC, la cual ya anteriormente fue contraria a sus intereses al negar una anulación de la decisión original contra Torres. En parecida situación se encuentra Harold Caballeros, de Visión con Valores-Encuentro por Guatemala (VIVA-EG), aunque aún le falta más tiempo pues apenas está empezando su labor por revertir el rechazo recibido a su incorporación a la nómina electoral. A Caballeros también le achacan fraude de ley, en su caso relacionado con el ejercicio como pastor evangélico, responsabilidad abandonada en 2006. Entonces lo hizo para dedicarse a la política y fundó VIVA con el objetivo de presentarse a los comicios de un año después, pero no le alcanzó el tiempo para oficializar su partido. De acuerdo con la Ley del Organismo Judicial, los actos realizados amparándose en una norma que persigan un resultado prohibido en otra se considera fraude de ley, en el caso de Caballeros ser ministro de culto.

Descarga la aplicación

en google play en google play