Escúchenos en línea

CIDH presenta acusación contra Costa Rica por Fecundación In Vitro

San José. Elpais.cr | 17 de Agosto de 2011 a las 00:00
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunció el martes que presentó ante la Corte Internacional de Derechos Humanos el caso de la prohibición de la fecundación in Vitro en Costa Rica. Según la CIDH, el caso se relaciona con "la violación de los derechos a la vida privada y familiar, con el derecho a fundar una familia y con el derecho a la igualdad y no discriminación, consagrados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos". La prohibición general de practicar la técnica de reproducción asistida en la fecundación in vitro está vigente en Costa Rica desde el año 2000, luego de una decisión emitida por la Sala Constitucional. La CIDH, órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), precisó haber enviado a la Corte el caso el pasado 29 de julio, tras considerar que Costa Rica no cumplió con las recomendaciones contenidas en un informe de fondo. En ese informe, la CIDH consideró que esta prohibición absoluta constituye "una injerencia arbitraria en los derechos a la vida privada y familiar y a formar una familia", así como una "violación del derecho a la igualdad de las víctimas, en tanto el Estado les impidió el acceso a un tratamiento que les hubiera permitido superar su situación de desventaja respecto de la posibilidad de tener hijas o hijos biológicos". El Ministerio de Relaciones Exteriores informó que la CIDH le comunicó este lunes que "el pasado 29 de julio decidió presentar ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos" el caso N.12.361, conocido como "Gretel Artavia Murillo y otros". Por su parte, una portavoz de la Corte, que tiene su sede en Costa Rica, confirmó a la agencia de noticias Efe que la Comisión envió una "comunicación" del caso, pero que por el momento no podía confirmar si se trataba de una demanda. La Corte Interamericana, con sede en Washington, dio a Costa Rica en los últimos 10 meses tres prórrogas antes de elevar el caso ante la Corte. Ello, con el fin de que el país legalizara la técnica in vitro, que permite la fecundación fuera del cuerpo de la madre y es considerado el principal tratamiento para la esterilidad cuando otros métodos de reproducción asistida no tienen éxito. En un último intento por evitar el juicio internacional, el Gobierno costarricense presentó un nuevo proyecto de ley sobre la materia, pero el mismo fue archivado el pasado 14 de junio por los diputados. La tercera prórroga otorgada por la Comisión Interamericana venció ayer, y este lunes la Cancillería manifestó que la presentación del caso ante la Corte "era esperada ante la falta de acuerdo en la Asamblea Legislativa para aprobar el proyecto de ley". En los próximos días el Gobierno, la Procuraduría General de la República, el Ministerio de Salud, el Poder Judicial y la Caja Costarricense de Seguro Social, se reunirán para establecer la estrategia jurídica que presentará Costa Rica ante la Corte-IDH, explicó la Cancillería. La fecundación in vitro subió a la palestra en Costa Rica luego de que en agosto pasado la Comisión Interamericana llamara la atención por la violación de los derechos de las parejas con problemas de infertilidad, pues la técnica está prohibida en el país desde el 2000, cuando la Sala Constitucional consideró que violentaba la vida de los embriones. El informe de la Comisión Interamericana recomendó a Costa Rica, la única nación de América donde el tratamiento no se realiza, modificar la situación, por lo que el Gobierno trató de impulsar una ley que abriera las puertas a la técnica, pero el proyecto fue desechado por el Congreso. La fecundación in vitro enfrenta la oposición de la Iglesia Católica y demás grupos religiosos, así como de diputados y grupos de ciudadanos, que consideran que esta técnica atenta contra la vida humana. En el Congreso existen en la actualidad tres proyectos de ley relacionados con la fecundación in vitro, pero ninguno de ellos muestra avances importantes en el trámite legislativo. Esta es la segunda vez que un caso contra Costa Rica es presentado ante la Corte Interamericana, pues el primero fue el del periodista Mauricio Herrera, quien demandó al Estado por violar su libertad de expresión, juicio que el comunicador ganó en el 2004. Entre tanto, el canciller interino, Carlos Roverssi, dijo a emisoras locales que Costa Rica será respetuosa de las opiniones de la Comisión, pero que defenderá los intereses del país en un posible litigio internacional.

Descarga la aplicación

en google play en google play