Escúchenos en línea

Ordenan investigar actividades de minera británica en Costa Rica

San José. Elpais.cr | 19 de Agosto de 2011 a las 00:00
El Ministerio del Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (Minaet), solicitó al Ministerio Público (Fiscalía), investigar supuestas ilegalidades relacionadas con la explotación minera, en que habrían incurrido la transnacional británica Ascot Mining y sus tres empresas del sector, inscritas en Costa Rica. La jefa del Registro Nacional Minero, de la Dirección de Geología y Minas (DGM), Cynthia Cavallini Chinchilla, trasladó a la Fiscalía una denuncia del abogado Guido Soto Quesada ante la DGM, así como las pruebas aportadas por el jurista. (Ver: http://www.elpais.cr/articulos.php?id=50778). Para un grupo de mineros artesanales de Abangares, Guanacaste, afectados por las operaciones de Ascot Mining, "lo que ha hecho la DGM es evadir responsabilidades y trasladar el caso a la Fiscalía". Los mineros, quienes trabajan en la formación de una cooperativa, indicaron que esperan que la Fiscalía "lleve este caso a los tribunales de justicia, ya que existen muchas irregularidades". El abogado Soto Quesada, experto en asuntos mineros, dijo que denunció a Ascot Mining ante la DGM, por negociar acciones en mercados bursátiles para financiar la explotación de minas, porque supuestamente no cuenta con concesiones para esa actividad en Costa Rica. La empresa denunciada, Ascot Mining, asegura que tiene títulos mineros a través de sus subsidiarias Veritas Gold CR S.A., Veritas Mining S.A. y Veritas Resources S.A., y cuenta con hasta 500 mil onzas en reservas, y con un potencial por explotar arriba del millón y medio de onzas. La información oficial de la transnacional resalta que puede producir 150 toneladas diarias y mil 200 onzas por mes. En su denuncia, Soto advierte que ha podido constatar "actuaciones de una empresa extranjera, que contrarían los intereses nacionales y nuestro ordenamiento jurídico". Sostiene que en momentos en que se difunde en el mundo que Costa Rica es un país respetado por su institucionalidad y búsqueda de transparencia, "una empresa transnacional pretende lucrar con nuestra imagen y recursos, a costa de faltar a la verdad ante la opinión pública internacional, con el supuesto respaldo del Estado Costarricense para sus proyectos". Soto afirma que basta dar una ojeada a diversos sitios en internet como www.ascotmining.com; www.elpais.cr o www.thecostaricanewssite.com, entre otros, para darse cuenta de las posibles irregularidades en el caso de las explotaciones mineras en Abangares, Guanacaste. Además, en Miramar de Puntarenas y San Ramón de Alajuela. Los proyectos son las minas denominadas Chassoul (San Ramón), Tres Hermanos, El Recio y Boston, "todas las cuales afirman estar debidamente vigentes y bajo su dominio. En cuanto a Boston, Ascot Mining dice tener un "contrato de producción". "Ascot Mining PLC, y sus subsidiarias en Costa Rica: Veritas Mining S.A., Veritas Gold S.A., Veritas Resources S.A., están haciendo negocios con supuestos derechos de explotación minera, de los que carece", precisó Soto Quesada. De acuerdo con la denuncia ante la Fiscalía, "con base en esa plataforma informativa, la empresa Ascot Mining PLC, "se presenta como quien explota distintos proyectos auríferos, y con ello vende acciones en las bolsas de Reino Unido (Plus Markets (UK): ASMP); y Alemania (Xetra Trading Plataform (Europe); AM3.DE)". Ascot Mining La empresa figura como una entidad transnacional, constituida según la normativa y con sede en Inglaterra, y en su sitio www.ascotmining.com da cuenta quiénes son sus socios fundadores y apoderados, que en general coinciden con los de sus subsidiarias en Costa Rica (www.ascotmining.com/en.team.html). Ascot se publicita como una empresa "junior" en minería, cuyo objetivo es el desarrollo de proyectos auríferos en Costa Rica, mediante la adquisición de concesiones de exploración y explotación. Además, de acuerdo con Soto Quesada, cuenta con un capital de 195 millones de acciones, de las cuales aparentemente han sido adquiridas 62 millones, quedando un remanente mayoritario disponible para su venta. La publicidad de la empresa refiere también operaciones en marcha y producción aurífera, ampliación de capacidad de producción en sus plantas, la existencia de hasta 500 mil onzas en reservas, y la capacidad de explotación de mil 200 onzas mensuales. Por otro lado, Ascot Mining advierte en sus páginas que todas las concesiones tienen sus permisos al día, habiéndose presentado todo los informes de labores, pagado todos los cánones y cumplidas en todas ellas todas las formalidades de la Ley. Soto reseña en la denuncia que Ascot Mining señala en su página y en diversos documentos financieros, bursátiles, técnico - mineros y publicitarios, que sus acciones están disponibles para ser adquiridas. "De esta manera, con base en archivos para los que manifiesta que cuenta el respaldo del Estado Costarricense, como dueño de las concesiones indicadas, asegura una producción de oro en crecimiento", indica Soto. La denuncia de la DGM también reseña lo dicho por Soto en el sentido de que la empresa está trabajando para obtener otras concesiones o títulos mineros en Costa Rica, los cuales pretenden lograrlos a corto plazo. La denuncia de la DGM también da cuenta que Soto Quesada asegura a la misma Dirección reconoce que los títulos mineros que refiere Ascot Mining, "ninguno le pertenece ni a ella ni a sus subsidiarias por sí mismas". "A lo sumo, figura una de sus subsidiarias (Veritas Gold CR S.A), en una certificación reciente aportada al expediente 2141 (Chassoul), donde aparece como accionista única de Ganadera Los Maizoles S.A., aparente titular de la concesión", destaca la denuncia. Resalta que en cuanto a las concesiones El Recio y Tres Hermanos la Dirección de Geología y Minas da cuenta que no han presentado informes anuales desde el año 2004 y hasta el 2007, en el primer caso y 2008 en el segundo. Ambas concesionarias cuentan con una prevención para justificar las omisiones, que fue apelada por la transnacional británica. Según el Código Minero, la consecuencia de la falta de presentación de informes, asegún el Artículo 67, es la cancelación de la concesión. Sobre la concesión Boston, Ascot Mining informa que opera mediante "un contrato de producción 70-30". "Con qué fundamento pueden manifestar ese formato de explotación, y lastimar de esta manera al sector de minería artesanal", cuestiona Soto Quesada. El abogado acusa al apoderado de Ascot Mining, David Jackson, por declaraciones en un vídeo que circulan en Internet, y que considera ofensivas para el sector minero "y para la dignidad de todo costarricense. En el vídeo, según Soto Quesada, Jackson presenta a la transnacional "como el único medio para que los mineros artesanales tengan posibilidades reales de explotación aurífera". "De esta manera a lo externo dan a entender que están controlando el sector informal de minería, y además tienen como objetivo otras concesiones", destacó Soto. De seguido, Soto Quesada advierte en un documento de interés público que "las reservas en onzas de oro, que se relacionan en todos estos títulos mineros, alimentan los datos ofrecidos en Internet como cifras oficiales respaldadas por el Estado Costarricense. De esta manera se podría estar gestando un engaño a cualquier tercero que reciba esta información".

Descarga la aplicación

en google play en google play