Escúchenos en línea

Mafia amenaza de muerte a periodistas guatemaltecos

Agencias ACAN–EFE y PL. Desde ciudad Guatemala. | 1 de Marzo de 2007 a las 00:00
Periodistas guatemaltecos recibieron amenazas de muerte por la cobertura del asesinato de tres diputados salvadoreños y su chofer y la posterior ejecución de los autores del crimen, entre el 19 y el 25 de febrero, denunciaron los afectados. Mensajes telefónicos y de correo electrónico conminan a comunicadores de radio, prensa escrita y televisión a bajar el nivel de las informaciones sobre estas matanzas colectivas que estremecieron a la opinión pública guatemalteca y de El Salvador. Las amenazas, según indicaron varios de los periodistas afectados, "han llegado por medio de correos electrónicos y llamadas telefónicas", sin remitente identificado. El subdirector del noticiero de televisión "Guatevisión", Erick Salazar, dijo a Efe que a la redacción de ese medio "llegó un correo electrónico enviado desde la dirección [email protected], en la cual se amenaza al personal "si continuamos informando sobre los asesinatos de los diputados y el de los policías". "En el correo dan detalles de nuestras familias y nuestros movimientos. Con insultos por la labor informativa que desarrollamos. Nos amenazan y advierten que estamos bajo vigilancia", precisó Salazar. Las amenazas han sido dirigidas a periodistas de dos radios locales, un diario y un noticiero de televisión. Una reportera que pidió no ser identificada, dijo que la mañana de hoy recibió una llamada telefónica a su móvil, en la que un hombre "me dijo que estaba siendo controlada, y que si seguía "chingando" con lo del caso de los diputados y policías, algo me iba a pasar". Salazar atribuyó las amenazas a "una campaña de desestabilización contra la prensa, por la cobertura que se ha dado de estos hechos, que busca acallarnos infundiendo temor y zozobra". El Gobierno aún no se ha pronunciado sobre las amenazas denunciadas por los periodistas. En los mensajes se incluye la advertencia de que todos los movimientos de los trabajadores de los medios de comunicación son permanentemente vigilados, de acuerdo con un comentario editorial del noticiero del canal Guatevisión. El citado medio recordó al ejecutivo guatemalteco, presidido por Oscar Berger, la obligación del gobierno de garantizar la seguridad personal de todos los ciudadanos sin distinción alguna. "Los periodistas no hacen las noticias, tan solo las transmiten, y no es con intimidaciones que se va a detener su trabajo", señala el editorial. Durante el último año crecieron las agresiones contra los miembros del sector en Guatemala y, según la Procuraduría de los Derechos Humanos, en 2006 el índice pasó del cuatro al 10 por ciento. Entre los hechos más lamentables está el asesinato de Heriberto Maaz Bool, de Radio 10, y el atentado en el que resultó herido el comunicador Vinicio Aguilar. A estos actos se suma el asesinato de la esposa del director de un noticiero, el intento de secuestro del presidente de la Unión de Periodistas Parlamentarios, Emilio Méndez, y las amenazas de muerte contra cuatro profesionales que criticaron a un alcalde. Recientemente el columnista Miguel Angel Alvizurez dijo a Prensa Latina que en Guatemala el contexto es muy delicado y difícil para el desarrollo de un ejercicio periodístico realmente independiente y objetivo. La prensa guatemalteca ha informado ampliamente sobre el asesinato, el pasado 19 de febrero, de los diputados salvadoreños al Parlamento Centroamericano, Eduardo D"Aubuisson, José Ramón González y William Pichinte, y su chófer Gerardo Napoleón Ramírez. Cuatro agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), que habían sido capturados el 21 de febrero, acusados por la fiscalía de ser los autores materiales del crimen, fueron asesinados el pasado domingo en el interior de una prisión de alta seguridad, donde permanecían recluidos. Las autoridades de Guatemala y El Salvador han formado un equipo que será apoyado por agentes del Buró Federal de Investigación de Estados Unidos (FBI, siglas en inglés), para investigar los asesinatos.

Descarga la aplicación

en google play en google play