Escúchenos en línea

Problemas de Costa Rica no se arreglan con respuesta fiscal, dicen

San José. Elpais.cr | 17 de Septiembre de 2011 a las 00:00
La problemática económica, política y social de Costa Rica, es mucho más que reducirlos a un tema de tipo fiscal, sostuvo el ex candidato presidencial, Rolando Araya Monge al referirse al acuerdo entre el partido Acción Ciudadana (PAC), y la administración de la Presidente Laura Chinchilla Miranda. "Los problemas del país son de muchísimo más fondo que reducirlos únicamente a un problema fiscal, aquí hay virtualmente una parálisis, nuestro principal problema es nuestra total incapacidad para resolver problemas, como sistema político, cualquier cosa aquí se paraliza", afirmó Araya Monge en entrevista con Elpais.cr sobre el acuerdo Chinchilla - Solís. En ese sentido, asegura que "quizás la mejor vitrina para entender lo que pasa en Costa Rica es el caso de la platina, porque ya eso es endémico en la Asamblea Legislativa, en el gobierno, en las municipalidades, en cualquier otro problema del país. A la hora de resolver no hay decisión no hay posibilidad de lograr los acuerdos o hay algún obstáculo que pone la Sala IV o algún ente burocrático, de manera que con esta embolia decisional que tiene el país es muy difícil que aun cuando se logre salir adelante con el tema fiscal se pueda poner el país en marcha para afrontar otros desafíos". Y es que Araya considera que algunos de los grandes problemas se pueden ver reflejados en "el colapso de la infraestructura nacional, por donde uno vaya lo que ven son parches y remiendos de puentes, y el problema de seguridad ciudadana es mucho más profundo que lo que revela la situación, esto no es un problema de más delincuencia o más criminalidad, la amenaza que tiene el país ya metida aquí, va a empezar a generar una disputa por la soberanía nacional con el crimen organizado que casi actúa por la libre en el país, como ya sucede en México, Colombia y Guatemala. Las secuelas sociales en un modelo económico que nadie está revisando, que ha venido concentrando la riqueza paulatinamente desde hace veinte años, y eso está creando un tipo de sociedad explosiva, ingobernable, con resentimientos y contradicciones que vienen a cimentar la incapacidad de gobernar el país". Concretamente sobre el acuerdo político entre Solís y Chinchilla, Araya subrayó que "Me parece que es una señal positiva que se produzca un acuerdo en algo en este país; creo que fue una iniciativa tomada por don Ottón Solís, por lo menos luce así, al ver el descalabro al que se está yendo esto, y la emergencia que está viviendo el país en muchos campos". "No soy experto en el tema fiscal, para conocer cuáles son los más mínimos detalles de ese arreglo, recuerdo con dolor como la Sala IV, echó atrás el Plan Fiscal, acordado por trabajadores, empresarios y diputados, y aprobado por una amplia mayoría en la Asamblea Legislativa, por pequeñeces reglamentistas. Aquí no deben cantar victoria hasta que ese proyecto no esté completamente aprobado, de manera que como se hagan las cosas es tan importante como el fondo, y yo creo que en la forma aquí están faltando algunas cosas que podrían estallarnos en la cara en las próximas semanas." continuó Araya. Pero a la vez el ex presidente del PLN, cuestiona que "sin embargo yo encuentro innecesario haberlo hecho unilateralmente, sin haberlo planteado al grupo de la Alianza y haberle dado la oportunidad a los demás grupos de llegar a un acuerdo de este tipo". "Fue innecesario hacerlo unilateralmente por que ya se vio la reacción en otros grupos y ciertamente en este tema no hay unanimidad, y lo que menos conviene es discutir un tema de tanta urgencia nacional en medio de una turbulencia parlamentaria, es el riesgo que nos estamos corriendo", insiste Araya Monge. Las resultados que este acuerdo tendrá en la Alianza parlamentaria que se fraguó el pasado mes de mayo, serán difíciles de llevar, según puntualiza Araya. "Por las reacciones que yo he visto, y lo que uno oye en el ambiente, la manera en que se ha manejado esto si lesiona que la oposición se articule como una sola fuerza con miras a las elecciones del 2014", apuntó. De igual manera Araya considera que "en todo caso aunque pueda ser conveniente que no siga Liberación, por el desgaste y por muchas otras razones, creo que en las actuales circunstancias aunque gane una oposición articulada de esa manera, no tendría ni la energía histórica ni el endoso político como para hacerse cargo de la magnitud de los problemas que ya se han acumulado". "Esto ya no se arregla poniendo un presidente que lo haga mejor, o un partido que este más preparado o ni siquiera un partido más honrado; aquí se requiere un acuerdo nacional para hacer una revisión total del problema, aquí esto es para overholl, esto es para un replanteamiento total del sistema, lo que nació en 1948 viene muriendo desde hace 20 años y no hacemos nada, pretendemos arreglar eso con parches", remarcó Araya Monge. Al consultarle por la deficiente administración del presupuesto estatal, Araya Monge indicó que "Es cierto que hay un gran desorden, es cierto que hay un manejo caótico de la administración pública, que hay una visible parálisis en la administración pública que por supuesto no se arregla con más recursos, y notorio que hay despilfarro y corrupción, sin embargo argumentar que no se haga nada por que existen esos otros problemas podría poner al país al borde de un precipicio, eso es muy delicado, en este caso el PAC que ha sido muy cuidadoso en exigir normas de administración pública que adecenten, que purifiquen la acción pública, me parece que en este caso llegó a acuerdos con Laura Chinchilla sin exigir acciones paralelas de parte del gobierno que vengan a corregir esas preocupaciones que en efecto existen". Araya criticó que tanto la administración Arias como la actual se han centrado en un solo tema económico como la única forma de resolver todos los problemas del país, en el caso de los Arias el TLC, y Chinchilla en el plan Fiscal. "Ya sobre el TLC dijimos muchas cosas y lo que se está constatando con la crisis mundial es que la receta de la cual forma parte los TLC´s está en crisis en el mundo, eso está en un profundo cuestionamiento aún por sus propios impulsores. Hoy día el Banco Mundial y la FAO recomiendan que cada país produzca sus alimentos, eso no era así cuando se negocio ese TLC, siempre dijimos eso; no solo no será una solución sino que va a ser un yunque en el cuello para la economía nacional" "En cuanto a la situación fiscal, podrá aprobarse este proyecto, o podrá no aprobarse, o podrá aprobarse otro, pero esto es una ínfima parte del problema nacional, así que decir que si aprobamos el plan Fiscal, arreglamos los problemas del país, me parece que es una exageración efectista, como decía don Pepe en 1947, aquí no se arregla nada mientras no lo arreglemos todo", finalizó Araya Monge.

Descarga la aplicación

en google play en google play