Escúchenos en línea

Cae turismo entre El Salvador y Guatemala

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 6 de Marzo de 2007 a las 00:00
El turismo entre El Salvador y Guatemala registró un descenso debido a la desconfianza en la Policía guatemalteca, luego del asesinato en febrero pasado de tres diputados y su chofer salvadoreños, informaron este martes distintas fuentes. La reducción en el flujo de turistas de El Salvador a Guatemala lo confirmó el director general de Migración Rafael Alvarez, quien dio cuenta de una fuerte baja en los cuatro puestos de aduanas hacia Guatemala. "Sí, ha habido una reducción de viajeros en las fronteras", aseguró Alvarez. En un día normal pasan entre 25 y 35 autobuses con excursiones a Guatemala, pero el fin de semana solo pasaron 8 unidades, explicó Luis Henríquez, uno de los portavoces de Migración. Similar panorama se presenta con vehículos particulares y solo viajan vehículos con placas comerciales. Según proyecciones del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), en Semana Santa unos 40.000 salvadoreños visitan ese país. En el 2006 Guatemala recibió 1,4 millones de turistas, de los cuales el 37% eran salvadoreños. El turismo de Guatemala también es significativo para El Salvador, ya que durante el 2006 recibió a 509.624 guatemaltecos, el 40,51% de los 1,2 millones de visitantes que llegaron al país.

Puestos fronterizos vacíos

Por Juan Carlos Vásquez, Diario El Mundo de El Salvador.

Los salvadoreños tienen temor de viajar a Guatemala. En las cuatro fronteras con ese país, la Dirección General de Migración y Policía reporta una reducción entre 70 y 80% en el paso de viajeros. En Las Chinamas, es raro ver un vehículo con placas salvadoreñas que ingrese o regrese desde Guatemala, no así los guatemaltecos, quienes lo hacen de forma normal. Los autobuses de transporte internacional han modificado sus horarios de salida ante la falta de pasajeros y los que han mantenido el servicio normal únicamente pasan por ese puesto fronterizo con no más de 10 pasajeros. El director general de Migración, Rafael Álvarez, dijo ayer que la reducción en el flujo de personas ha sido significativa a raíz del homicidio de los tres diputados y motorista el pasado 19 de febrero y que eso está afectando a los pequeños comerciantes de las fronteras. El sargento Wilber Larreinaga, jefe de la División de Fronteras en Las Chinamas, expresó que "lo primero que hacen" los salvadoreños que han decidido viajar a Guatemala, luego de lo ocurrido a los diputados, es preguntar cómo está la situación en el vecino país. Preguntan si es recomendable viajar. "La gente tiene miedo, eso ha provocado que pocos salvadoreños estén pasando", dijo el oficial de la PNC. Según el informe policial, muchas personas están llamando al teléfono de la División de Fronteras de Las Chinamas para preguntar si hay seguridad en la carretera. Eso nunca había ocurrido, dijo un policía. En territorio guatemalteco, la misma Policía de esa nación también ha percibido la reducción de viajeros. El agente Kendell Guzmán Escobar, encargado del control de Seguridad de Carreteras en el kilómetro 113, de la aldea El Melonar, Jalpatagua, dijo que para ellos la baja es de un 85%, a pesar de que han reforzado la seguridad, sostiene el policía guatemalteco, quien comentó que sobre ellos también hay bastante presión y control por parte de las máximas autoridades guatemaltecas. El poco tránsito de viajeros está afectando al comercio de la zona fronteriza. En San Cristóbal, departamento de Santa Ana, el mercadito de los lunes y viernes no es el mismo. Es mínimo el intercambio comercial entre ambos países no es el mismo, de acuerdo a Migración. En la frontera Las Chinamas, también los cambistas se quejan de las pérdidas que están teniendo y los pequeños comerciantes insisten en el impacto en sus ganancias. La mayoría de vehículos que están ingresando y saliendo de El Salvador son guatemaltecos. En la carrera hacia Guatemala, sólo se observan camiones con placas salvadoreñas que llevan mercadería. Los policías guatemaltecos que patrullan la carretera aseguran que sobre ellos hay más control y presión por parte de las máximas autoridades. Hacia Guatemala, únicamente se ve presencia de policías de Seguridad de Carreteras, no así la Fuerza Binacional conformada por agentes de ambos países.

«Fue terrible, andaban fusiles, todo nos quitaron»

Los pasajeros de un autobús de la empresa Galgos fueron asaltados el pasado domingo en Guatemala, denunciaron los afectados en la frontera Las Chinamas. El robo ocurrió a las 6:00 de la mañana entre la 6ª y 2ª Avenida, cuando la unidad de transporte salía hacia San Salvador. Alicia García, una ciudadana guatemalteca que regresaba ayer hacia ese país, comentó que ocho hombres y una mujer con armas largas y cortas abordaron el autobús en calidad de pasajeros. De repente, sacaron las armas de unos maletines e inmovilizaron a todos los pasajeros y empleados de la unidad. "Fue terrible, esos hombres andaban fusiles y unas pistolas que les brillaban, todo nos quitaron, a nadie perdonaron, mire, en el bus casi todos eran salvadoreños, es una vergüenza lo que está pasando en mi país", expresó García. Según la mujer, en su país, la confianza hacia sus autoridades se ha perdido. "Ya no sabemos en quién creer, después de la muerte que le dieron los policías a los diputados de El Salvador, no se sabe qué se puede esperar", agregó la ciudadana guatemalteca. En la Policía Nacional Civil de la frontera Las Chinamas, ninguno de los pasajeros afectados interpuso de forma oficial una denuncia. En Guatemala, tampoco lo hicieron, expresó Alicia García. A pesar de ese asalto ocurrido el pasado domingo, la Policía de ese país que tiene controles en la carretera asegura que ese problema ha disminuido en un 98%, ya que la seguridad ha sido reforzada con más personal.

Descarga la aplicación

en google play en google play