Escúchenos en línea

Conflicto del Aguán en Honduras deja 44 muertos en dos años

Tegucigalpa. TeleSUR. | 11 de Octubre de 2011 a las 00:00
El conflicto de tierras en el norte de Honduras, específicamente en el Bajo Aguán, departamento de Colón, ha dejado en dos años 44 personas fallecidas entre campesinos, efectivos de seguridad y hasta un juez, de acuerdo a medios locales. El periódico hondureño El Heraldo, difundió en su versión digital que no obstante, la cifra podría ser superior, en vista del intenso conflicto de tierras que se vive en esa zona por los violentos desalojos hacia la comunidad. El medio indicó que según el recuento extraoficial entre los asesinados hay 20 campesinos, 15 guardias de seguridad, dos policías, un militar, cinco pintores y un juez. Defensores de derechos humanos aseguran que la situación en el Bajo Aguán es uno de los episodios más violentos en la historia agraria del país centroamericano. Entre los muertos se hallan líderes del Movimiento Auténtico Reivindicador Campesino del Aguán y del Movimiento Unificado Campesino del Aguán, de acuerdo a elheraldo.hn, mientras esos delitos se mantienen impunes. El caso más reciente fue la muerte de un magistrado registrada el domingo luego de ser víctima de un atentado según familiares del occiso. El juez y periodista José Enrique Pagoada Mejía, de 47 años de edad, falleció luego de resultar herido de gravedad por dos sujetos que lo atacaron a bordo de una moto. Familiares de Pagoada Mejía relataron a periodistas que la víctima fue el juez encargado de emitir las órdenes de desalojo de las fincas involucradas en el conflicto del Bajo Aguán. Ante la cantidad de fallecidos por el conflicto de tierras, la Asociación de Jueces y Magistrados pidieron al ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, dar respuestas al respecto. "La impunidad y la inseguridad de los jueces es alarmante, provocaría que tuviésemos justicia timorata en el país, eso es lamentable", aseveraron. Por su parte, los campesinos aseguran que el norte del país parece "una zona de guerra" por la presencia de fuerzas policiales y militares que agreden a las personas enviados por el Gobierno de Tegucigalpa hace varios meses, según el medio local La Prensa. El campesinado exige al Estado mayor acceso a la tierra cultivable, mientras que el Gobierno aboga por los intereses de "las multinacionales norteamericanas y la oligarquía terrateniente que están en la región", según señaló recientemente el mediador del conflicto, Juan Almendares. ''Se calcula que hay más de mil efectivos militares que han llegado a la zona" a fin de resguardarla, y "como es una zona geopolítica estratégica también hay una base militar de Estados Unidos muy cerca '', refirió el mediador. En agosto pasado el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, decretó la militarización de la zona de Bajo Aguán y desplegó unos 600 solados y policías tras los violentos enfrentamientos que se han producido en la zona por el acceso a la tierra cultivable.

Descarga la aplicación

en google play en google play