Escúchenos en línea

Bush será recibido como se merece en Guatemala

Agencia AFP. Desde ciudad Guatemala. | 9 de Marzo de 2007 a las 00:00
Organizaciones sociales guatemaltecas calientan motores para la masiva marcha del sábado en protesta por la visita a Guatemala del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, mientras cazabombarderos F-16 y un helicóptero Blackhawk ya garantizan su seguridad desde el cielo. La llamada "Gran manifestación de rechazo a la llegada de Bush a Guatemala" está prevista que arranque a las 10H00 locales en el conocido Trébol, en el sur de la capital guatemalteca, para enfilarse hacia el Palacio Nacional de la Cultura, en el centro, un recorrido de cinco kilómetros. "La visita de Bush no es grata en Guatemala, creo que no es grata en ninguna parte del mundo que visite", afirmó a la AFP el dirigente de la Central General de Trabajadores de Guatemala (CGTG), que se unirá a la protesta del sábado, pero está preparando otra para el lunes. El presidente estadounidense arribará a Guatemala el domingo en la noche y el lunes recorrerá tres lugares indígenas al oeste de la capital para luego en la tarde tener las actividades oficiales con su homólogo anfitrión Oscar Berger en el Palacio Nacional. Para Pinzón, la visita del gobernante estadounidense obedece a que "el patio trasero, como llaman (en Estados Unidos) a América Latina, comienza a arder con expresiones democráticas, como es el caso de Venezuela, Brasil, Argentina, Ecuador, Chile, Bolivia y también en Centroamérica", afirmó. El dirigente aseguró que en la caminata rechazarán la política neoliberal que impulsa Estados Unidos con la liberación de los mercados pues "solo benefician a las transnacionales y al gran capital, en detrimento de las grandes mayorías, que son los pobres". Asimismo, criticarán el endurecimiento de la política migratoria debido a "la cacería de indocumentados que han emprendido y a quienes tratan como delincuentes a pesar que han dado su vida por enriquecer ese país". La emigración es precisamente uno de los asuntos que el gobierno de Guatemala pretende abordar con Bush ya que en lo que va del año han sido expulsados de Estados Unidos unos 2.500 guatemaltecos, y 18.305 el año pasado. En suelo estadounidense viven 1,3 millones de guatemaltecos, el 60% de forma ilegal. La economía guatemalteca depende en buena parte de las remesas que envían los inmigrantes en Estados Unidos, que el pasado año enviaron 3.609 millones de dólares a sus familiares. También dijo que expresarán su condena a la guerra y pedirán el retiro de las tropas estadounidenses en Irak. "Ya basta del intervencionismo y el sometimiento, el cual nos ha causado una gran deuda externa, que se ha convertido en deuda eterna", puntualizó. "Queremos dejar claro que el presidente de Estados Unidos no es bienvenido a Guatemala, pues no quiere a nuestros hermanos en su país, además en tierra estadounidense miles de trabajadores son tratados como delincuentes", dijo, a su vez, la activista Silvia Solórzano. "Alto a las invasiones imperialistas en el mundo", "No a la guerra genocida en Irak", "Fuera las tropas gringas de Guatemala", "Nuestra tierra no está en venta" y "Los migrantes no son criminales", son algunas de las consignas que los manifestantes han lanzado contra la visita del mandatario estadounidense. Guatemala será la penúltima etapa de la gira de Bush que incluye Brasil, Uruguay, Colombia y que concluirá en México.

Descarga la aplicación

en google play en google play