Escúchenos en línea

Funes llama a «reconstruir tejido productivo» de El Salvador

San Salvador. Diario Co Latino. | 21 de Octubre de 2011 a las 00:00
En la comunidad Nueva Esperanza, a las ocho de la noche del domingo, las personas que aún quedaban por evacuar habían subido al campanario de la iglesia, el único lugar que no había sido inundado, relata José Acosta, del CESTA Amigos de la Tierra. Mientras que en la comunidad Octavio Ortiz, se podía observar como el río arrastraba vacas y cultivos. Según datos preliminares, la inundación destruyó el 60% de la producción agrícola en la zona del Bajo Lempa, lo que avizora una grave crisis alimenticia y productiva en el país. Luego de éste escenario dramático, las lluvias que se prolongaron durante diez días cesaron con un saldo de 34 muertes, miles de personas albergadas y cuantiosas pérdidas económicas, por los cultivos anegados e infraestructura destruida. El Presidente Funes viajó ayer hasta el Bajo Lempa, junto a varios de sus funcionarios, para constatar los daños y reunirse con autoridades y líderes locales. Le acompañaron Alex Segovia, Secretario Técnico de la Presidencia; Guillermo López Suárez, Ministro de Agricultura y Ganadería, entre otros. “Pudimos haber iniciado nuestro recorrido visitando la infraestructura vial dañada, pero es que nuestra apuesta está justamente en el sector agropecuario. Este Gobierno, desde el principio le ha apostado a reconstruir el tejido productivo, al que no se le ha prestado atención durante todos estos años”, puntualizó el mandatario. En la casa rural donde funciona la Asociación de Desarrollo Mangle, en San Nicolás Lempa, el mandatario comprometió el apoyo del gobierno a la población fuertemente afectada de la zona y planteó que la etapa de rehabilitación y reconstrucción del país, se hará bajo una política integral de gestión del riesgo y disminución de la vulnerabilidad. Mencionó que “la visita al Bajo Lempa responde justamente a eso, a nuestras apuesta estratégica como Gobierno de que tenemos que reconstruir tejido productivo, no sólo afectado hoy por este sistema de baja presión, no sólo afectado en el pasado por tormentas, sino que afectado también por decisiones equivocadas”. Recordó que su administración mantiene apuestas por el desarrollo de esta región, y citó, en ese sentido, al Programa de Semilla y Fertilizante y al plan Territorios de Progreso, que benefician a pobladores de la zona. “En los últimos 20 años no se le ha apostado al sector agropecuario nacional, por el contrario, se desarticuló, se desmanteló, nosotros sí apostamos al sector agropecuario, porque considerados que el campo puede ser la locomotora del desarrollo y del crecimiento económico”, subrayó. Deuda histórica “Ahora, nuestra prioridad es el Lempa, esa es una deuda histórica, el dragado del Lempa se debió haber trabajado años atrás y no se quiso hacer, nosotros vamos a trabajar en él”, manifestó el mandatario. Ante la presencia de las comunidades y medios de comunicación anunció una serie de compromisos con el fin de saldar ésta deuda en la zona del Bajo Lempa, “invisibilizada” durante años y golpeada duramente por diversos desastres, sin recibir antes la atención del Estado. Reiteró su convicción de impulsar una “política de gestión integral de riesgos” como base para hacer el relanzamiento de la actividad agropecuaria en el Bajo Lempa y reconstruir el tejido productivo nacional tras el impacto de las lluvias. “Queremos ayudarles a reponer bienes y activos perdidos, también he dado instrucciones precisas para que el gobierno compre la próxima cosecha a los agricultores del Bajo Lempa”, indicó. Además, anunció que la CEL generará en lo inmediato un mecanismo en el que las comunidades de la zona participen en el proceso de descargas en las represas, de tal forma que puedan actuar de una manera eficaz ante el peligro de futuras inundaciones. “Yo he dado instrucciones precisas al presidente de CEL para que constituya una mesa de trabajo, de tal manera que podamos coordinar las descargas, de modo que al momento de decidir una descarga o un plan de descarga haya participación de las comunidades”, insistió. También, CEL proporcionará los fondos necesarios para construir bordas y completar el dragado de éste afluente, así como para la construcción de albergues permanentes. El gobierno retomará de inmediato el mantenimiento de la red de drenaje en toda la región, dijo el mandatario. “El Alcalde de Jiquilisco me planteó tres problemas: el dragado del Río Lempa, concluir la construcción de borda y reparar la que resultó dañada y el mantenimiento del sistema de drenaje; esas tres problemáticas que usted ha planteado, alcalde, le vamos a dar respuesta inmediata”, acotó. El Presidente Funes prometió a los pobladores que no les dejará solos y que también contarán con la asistencia alimenticia el tiempo que sea necesario, mientras se desarrollan otras apuestas para impulsar la producción agrícola y otras acciones tendientes a alcanzar el desarrollo económico y social local. “El pedido que ustedes me acaban de hacer, de mantener esa asistencia con cuatro meses, como decía el alcalde de Tecoluca, vamos a mantenerla hasta donde se necesite o el período que sea necesario”, señaló. Asimismo, informó que se abrirá una línea de créditos para los agricultores y subrayó que “no podemos abandonar la agricultura y la ganadería, por eso es que va haber apoyo crediticio y asistencia técnica. Tenemos que trabajar de la mano, ustedes tienen un alto potencial”. Los líderes locales aplaudieron en diferentes momentos al Presidente en señal de aprobación, esperanza y agradecimiento por la pronta respuesta de las instituciones del Gobierno para atender la emergencia. “Estamos seguros de que sin el apoyo decidido del Gobierno, estuviéramos contando una historia diferente”, manifestó Estela Hernández, Coordinadora de la Asociación Mangle. Mientras María Guadalupe Mejía mencionó a Diario Co Latino que su comunidad Acahuapa es de las primeras golpeadas por el desbordamiento del Río Lempa, y que nunca antes habían recibido respuesta y apoyo de ningún Gobierno, sólo de éste. Los líderes comuneros de CORDES, Lempa Acahuapa y ACUDESBAL confiaron en que el Presidente cumplirá sus promesas que hizo en su “histórica visita” al Bajo Lempa. El mandatario sobrevoló las regiones más afectadas por las tormentas y pudo observar como vastas zonas cultivadas de maíz, frijol y caña de azúcar permanecen todavía inundadas. El Salvador fue el país más afectado en Centroamérica durante esta depresión tropical, por lo que aseguró que la reconstrucción tendrá altos costos que requerirán de la cooperación internacional. Esta mañana, el presidente Funes y el Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, evaluaron los daños en la estructura vial de Ateos y se reunieron con autoridades locales.

Descarga la aplicación

en google play en google play