Escúchenos en línea

Lobo descarta intervenir a Policía hondureña por escándalo

Tegucigalpa. PL. | 2 de Noviembre de 2011 a las 00:00
El presidente hondureño, Porfirio Lobo, descartó de momento una intervención en la Policía Nacional por el escándalo desatado debido a la liberación de cuatro agentes implicados en el asesinato de dos universitarios. "Yo no voy a intervenir la Policía ¿por qué razón? porque el ministro (Pompeyo Bonilla) está recién nombrado y entonces yo no quiero una comisión ahí (...) tengo que darle el espacio de que él trabaje...", manifestó Lobo en Consejo de Ministros, citado hoy por el medio digital elheraldo.hn. Según expresó la víspera el mandatario en la reunión con su gabinete, se trabaja en fundar una policía de investigación independiente que respalde la labor del Ministerio Público, la Corte Suprema de Justicia y la Secretaría de Seguridad. A su juicio, el próximo paso es avanzar en la revisión de las leyes e impulsar las reformas necesarias para garantizar las operaciones de los encargados de impartir justicia y seguridad en el país. "Estoy esperando las reformas de Seguridad y las Fuerzas Armadas, sugiero que no pase de noviembre o diciembre (...) porque si tocan la Constitución tendría que hacerse la reforma constitucional para que se haga la ratificación en la legislatura de 2012", subrayó. Hace dos días el gobierno removió la cúpula de la Policía Nacional por permitir salir de la cárcel a cuatro guardias vinculados al homicidio de Carlos Pineda y Rafael Alejandro Vargas, hijo de la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Julieta Castellanos. Vargas y Pineda asistieron a un cumpleaños en la capitalina colonia Miraflores la noche del viernes 21 de octubre y los vieron por última vez después de la 01:00, hora local, al salir de la casa donde se celebraba la fiesta. Al día siguiente, pobladores de la localidad Villa Real, ubicada en el kilómetro ocho de la carretera que desde aquí conduce al sur de Honduras, informaron a las autoridades policiales del hallazgo de dos hombres ejecutados en un barranco, identificados luego como los estudiantes Vargas y Pineda. En este contexto, los centros de educación superior hondureños indicaron que la violencia en este país causó 64 muertes de universitarios entre enero y octubre del 2011, mientras el 80 por ciento de tales casos permanecen impunes. Por su parte Naciones Unidas estima en 82 por cada 100 mil habitantes la tasa de homicidios en este territorio centroamericano.

Descarga la aplicación

en google play en google play