Escúchenos en línea

Oposición acorrala a ministro del Interior de Guatemala

Agencia AFP. Desde ciudad Guatemala. | 13 de Marzo de 2007 a las 00:00
El ministro del Interior de Guatemala, Carlos Vielmann, retornó este martes al Congreso para ser interrogado en relación con el asesinato de tres diputados salvadoreños y de un grupo de policías a quienes se acusaba por esos crímenes. En su segunda comparecencia ante el Parlamento, Vielmann volvió a exasperar a los diputados opositores, pues, igual que en la primera comparecencia, llegó a leer la lista de cientos de colaboradores en el ministerio y no a responder preguntas de fondo. La semana pasada cuando iniciaba la interpelación, Vielmann y el director de la Policía, Erwin Sperissen, anunciaron que habían presentado al presidente Oscar Berger su renuncia, pero el presidente no ha decidido al respecto. La diputada del Partido Patriota (PP, derecha), Roxana Baldetti, consideró este martes como un "insulto" la actuación del ministro, no obstante éste se defendió indicando que la parlamentaria le había pedido que explicara de manera "verbal y por escrito" el nombre de todos los asesores de la dependencia. El Partido Patriota solicitó la interpelación del titular de Interior y de Sperissen, para que respondieran a los interrogantes en torno al asesinato de tres diputados salvadoreños y su chófer el pasado 19 de febrero, en las inmediaciones de la capital guatemalteca. Baldetti indicó que el interrogatorio también se hace necesario debido a que las hipótesis apuntan a que en los asesinatos está involucrado el crimen organizado, tal y como lo ha reconocido el presidente guatemalteco Oscar Berger. Por el crimen de los diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen) y su chofer, fueron detenidos tres días después cuatro policías acusados de ser los ejecutores del crimen, pero 78 horas después de estar recluidos en una cárcel de máxima seguridad fueron ejecutados por un comando desconocido. El presidente estadounidense George W. Bush, durante su visita a Guatemala el lunes, expresó su preocupación por el asesinato de los salvadoreños por su posible conexión con el crimen organizado, sobre todo, porque los policías detenidos acusados del crimen fueron asesinados en el interior del penal. "Nos preocupa a los dos presidentes (Bush y Berger) y hemos enviado a cuatro agentes del FBI para ayudar a los forenses de Guatemala a ayudar a encontrar todas las pistas para ver si pueden dar con los asesinos", dijo, antes de puntualizar que habían dedicado "mucho tiempo a hablar de esto". Berger fue el primero en admitir la mano del narcotráfico en el asesinato de los diputados, afirmó que si hay responsabilidad de alguien en la muerte del múltiple crimen, "se le aplique la ley". El mandatario guatemalteco ha reconocido que el principal fracaso de su administración, que terminará el 14 de enero del próximo año, ha sido la incipiente inseguridad que afecta a la sociedad de este país centroamericano, misma que según analista está provocando que la nación toque fondo, desde la perspectiva internacional.

Descarga la aplicación

en google play en google play