Escúchenos en línea

Encuentran armas usadas en crímenes de diputados y sus asesinos

Agencia AFP. Desde ciudad Guatemala. | 15 de Marzo de 2007 a las 00:00
Un fusil utilizado en el asesinato de tres diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano y su chofer y tres pistolas empleadas en la ejecución de los presuntos autores materiales del crimen han sido localizados por la Fiscalía, encargada de la investigación. Tras una prueba balística realizada a los 13 fusiles asignados a la Unidad contra el Crimen Organizado de la Policía, se ha comprobado que "uno de éstos fue utilizado en el asesinato de los parlamentarios", afirmó el jefe de la Fiscalía de Delitos contra la Vida, Álvaro Matus. Sin embargo, hasta el momento, según sostuvo el encargado de la investigación, no han podido determinar quien tenía asignada dicha arma, al parecer, porque en la División de Investigaciones Criminales (Dinc), de la Policía Nacional Civil, carecen de este tipo de registros. En tanto, según los análisis de balística, tres de las cuatro armas decomisadas en el interior de electrodomésticos que reclusos de la cárcel de máxima seguridad, El Boquerón, tenían en su poder, fueron utilizadas para ejecutar el 25 de febrero a los cuatro policías, presuntos victimarios de los parlamentarios y su chofer. "El informe balístico cotejado con los casquillos localizados en la escena del crimen determina que tres de las cuatro pistolas decomisadas en el interior de los electrodomésticos fueron utilizadas para asesinar a los cuatro policías", explicó el fiscal Mario Falla. Falla, secretario de Coordinación Técnica de la Fiscalía, agregó que aún falta conocer los resultados del informe de las armas que los guardias del Sistema Penitenciario tenían en su poder el día del crimen de los ex investigadores de la Sección contra el Crimen Organizado de la Dinc. Los diputados ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen) y su conductor fueron asesinados el 19 de febrero en la periferia sureste de la capital guatemalteca. Cuatro días después fueron detenidos sus presuntos victimarios, que resultaron ser cuatro agentes de la Dinc. Mientras las autoridades dan a conocer los resultados de los informes balísticos de las armas localizadas en el penal, internos de la misma sostienen que éstas fueron introducidas, pues, según ellos, antes de entregar los electrodomésticos a sus familiares, pasaron varios días en la dirección de la cárcel. Esta denuncia se suma a la suposición de la Fiscalía que la escena del crimen de los agentes de la Dinc fue manipulada, toda vez que en la misma se hallaron 34 casquillos de diferentes calibres y los cuerpos de las víctimas sólo presentaban ocho heridas de proyectil de arma de fuego, dos cada uno. Por el suceso que conmocionó a Guatemala y El Salvador, el ex jefe de la División, Víctor Soto, fue separado del cargo, mientras que el subjefe de la misma dependencia, Javier Figueroa, renunció la semana pasada y viajó a Costa Rica, donde permanece como turista. Soto ha dicho que los cuatro policías asesinados intentaron negociar con él para salir bien librados a cambio de revelar los nombres de las personas que los habían involucrado en el hecho, pero no llegaron a un acuerdo y nunca supo la identidad de quienes ordenaron la acción.

Descarga la aplicación

en google play en google play