Escúchenos en línea

Abogan en Honduras por supuesto policía honesto, mientras crecen denuncias

Tegucigalpa. Agencia PL. | 5 de Diciembre de 2011 a las 00:00
El director nacional adjunto de la Dirección de Evaluación de la Carrera Policial (DIECP), Eduardo Villanueva, manifestó que Honduras necesita de un policía honesto, mientras crecen este lunes las denuncias sobre el trabajo de agentes implicados en crímenes y castigos. Se requiere de un policía que al estar en contacto todos los días con la población, el ciudadano sienta que está frente a su protector, quien lo auxilia y lo atiende, para tener una conducta y una vida segura, declaró a la prensa Villanueva, juramentado en ese cargo días recientes. La DIECP, es un órgano investigativo-técnico dentro de la misma Policía, que brindará informes al secretario de Seguridad para que tome las medidas administrativas correspondientes o presente el expediente ante el Ministerio Público. El propósito es impedir el incremento del índice de delincuencia a manos de uniformados y evitar asimismo su impunidad, explicó el funcionario. Las declaraciones de Villanueva afloran días después que el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) reveló que recibió nueve mil 216 denuncias en contra de guardias hondureños, entre enero de 2005 y julio de 2011. Miembros de la Policía Preventiva y la Dirección Nacional de Investigación Criminal son denunciados por violaciones a los derechos humanos en contra de varios sectores de la población hondureña, indicó un comunicado, divulgado por el Conadeh a finales de noviembre pasado. El ejercicio indebido del servidor público, malos tratos, negligencia, detenciones ilegales y torturas, son algunas de las faltas por las cuales los ciudadanos critican a las autoridades del orden, señala el documento. De acuerdo con el dirigente de ese organismo humanitario, Ramón Custodio, los policías de aquí tienen licencia para robar, matar y extorsionar y no se puede hacer nada, porque "los mandos superiores practican la impunidad, encubrimiento y otros delitos". Por su parte, la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Julieta Castellanos, insistió en intervenir la Policía a partir de los nuevos elementos surgidos que relacionan a altos oficiales de ese organismo con el tráfico de drogas. Dos semanas atrás Castellanos calificó de preocupantes los indicios difundidos a través de la prensa, relacionados con investigaciones de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico. Según informes fechados en 2003, por lo menos un miembro de la cúpula policial está involucrado con el narcotráfico. Entretanto, la directora hondureña de fiscales, Daniela Ferrera, pidió el pasado 4 de noviembre sanear esa institución a todos los niveles.

Descarga la aplicación

en google play en google play