Escúchenos en línea

Salen a luz contradicciones en proceso de transición en Guatemala

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 9 de Diciembre de 2011 a las 00:00
A punto de concluir en Guatemala el proceso de transición entre el Gobierno y las autoridades electas, acusaciones de estas últimas provocaron una reacción inmediata de rechazo por parte del Ejecutivo. El futuro presidente del país, Otto Pérez Molina, lanzó públicamente duras imputaciones sobre la existencia de corrupción en varias dependencias estatales. Se refirió a compras y contrataciones de última hora que pueden ser declaradas lesivas cuando asuma el poder la nueva administración, el 14 de enero venidero. Específicamente él y su vicemandataria electa, Roxana Baldetti, afirmaron haber detectado situaciones anómalas en ministerios como los de Educación, Salud y Asistencia Social y Gobernación, y en la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad. Hay corrupción y mala fe, dijo, y agregó que el proceso de transición no ha sido transparente porque los ministros designados no han recibido toda la información requerida a los actuales funcionarios. Ante esas declaraciones, el Gobierno salió al paso con un rechazo categórico al aclarar que las contrataciones y pagos son los normales dentro de la administración pública. Las contradicciones se manifestaron aún más respecto a la alegada por Pérez Molina restricción en la entrega de información durante el proceso de traspaso de mando, llevada a cabo por equipos de ambas partes y cuya conclusión está fijada para el próximo día 15. En un comunicado, el Gobierno explica cómo la postura del presidente electo dista mucho de la mantenida por los ministros designados, quienes mostraron una actitud cordial y recibieron todo lo solicitado en las muchas reuniones efectuadas. De cualquier manera, de acuerdo con las autoridades, la transición aún no concluye y los futuros funcionarios pueden solicitar toda la información que consideren pertinente. Una respuesta similar ofreció a la prensa el secretario de Comunicación Social de la Presidencia, Ronaldo Robles, quien expresó sorpresa por esas acusaciones, las cuales también repudió. Los equipos técnicos de las instituciones han brindando toda la información solicitada por los ministros designados, el proceso de transición ha sido cordial, reafirmó Robles. Además, en cuanto al tema de los contratos calificados de anómalos por los futuros mandatarios reiteró que corresponden a un Gobierno aún sin concluir su período de trabajo.

Descarga la aplicación

en google play en google play