Escúchenos en línea

Honduras anuncia que no obedecerá al FMI en materia monetaria

Por Eduardo López García, El Financiero. Desde Tegucigalpa. | 16 de Marzo de 2007 a las 00:00
Aunque el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió al gobierno hondureño que aplique una restricción monetaria para evitar presiones inflacionarias, el Banco Central del país anunció que continuará con su política monetaria expansiva, a través de la liberación de más recursos por la rebaja del encaje en moneda extranjera. Gabriela Núñez, presidenta del BCH, presentó el programa monetario 2007-2008, que estima un crecimiento económico de entre 5% y 6% y la armonización con los países vecinos del requerimiento de inversiones obligatorias para los depósitos en moneda extranjera (encaje legal) en 25%. Actualmente esta obligación es de 37% y se ha reducido 13 puntos porcentuales en los últimos años, lo que bajó las tasas de interés en el mercado financiero y elevó el crédito en dólares. Un documento preliminar del BCH reveló que el encaje podría reducirse siete puntos este año y cinco en 2008. "Eso significaría liberar unos US$110 millones en forma gradual, lo que cuestionó el FMI en su última evaluación", sostuvo María Elena Mondragón, expresidenta del BCH en el periodo 2002-2006. Los depósitos en moneda extranjera en la banca privada hondureña rondan US$1.535 millones, pero el crédito crece en un ritmo superior a 20% anual. Contra FMI El informe del FMI había señalado hace pocas semanas que se debe "congelar" la reducción del encaje para evitar el exceso de dinero en el mercado, además de que falta una mayor regulación supervisora a los grupos financieros (véase nota: "FMI aconseja mejorar control inflacionario y salarial a Honduras"). Para Mondragón, miembro de la consultora Fundemos, la mayor disponibilidad de dinero provocará un aumento de los precios y con ello se incumplirá la meta de inflación, estimada entre 5% y 6% en este y el próximo año. Mauricio Díaz, coordinador de la organización no gubernamental Fosdeh (Foro Social de la Deuda Externa de Honduras) se mostró preocupado porque el informe del FMI y la decisión del BCH hagan más difícil la firma de un nuevo acuerdo entre las partes. "El nuevo acuerdo se necesita para garantizar la llegada de capital fresco y condiciones blandas y por supuesto la continuidad de la condonación de deuda externa para programas de reducción de la pobreza", señaló. Otras metas planteadas en el programa monetario son llevar el déficit del gobierno central a 1,4% del producto interno bruto (aunque la Secretaría de Finanzas proyecta 2,5%) este año y de entre 2% y 2,5% para 2008. La reservas internacionales netas seguirán creciendo unos US$250 millones al año y superarían los US$3.000 millones el próximo año.

Descarga la aplicación

en google play en google play