Escúchenos en línea

Acusan a Rubén Blades de tráfico de influencias en Panamá

Agencia AP. Desde ciudad Panamá. | 16 de Marzo de 2007 a las 00:00
El ministro de Turismo Rubén Blades dijo que su misión es impulsar inversiones en el campo turístico pero que no promueve un polémico delfinario que construirá la empresa estadounidense Ocean Embassy en Panamá. El ministro y afamado cantautor aclaró que no tiene ninguna relación con una firma de abogados a la que se le vincula como representante de esa empresa, que impulsa un parque marino con "resort" y acuarios. El proyecto se desarrolla en la playa Corona de San Carlos, a unos 100 kilómetros al oeste de la capital. "No sé quienes son", dijo Blades en declaraciones formuladas el jueves y publicadas el viernes. Aludió a esa supuesta relación con los abogados, denunciada por un llamado Frente Anticorrupción. Blades señaló que le preocupa ese tipo de denuncias que sugieren que estaría propiciando el tráfico de influencias. "Eso bordea la calumnia", se quejó. En la denuncia también se menciona al segundo vicepresidente de la república, Rubén Arosemena. Al Instituto Panameño de Turismo también se le cuestionó por qué no asistió a una reunión el 18 de enero del Comité Directivo del Corredor Marino de Panamá, en la que se acordaron las excepciones a la prohibición de las capturas de mamíferos marinos para el cautiverio. Blades aseguró que asistió un representante de su instituto, pero que no estaba facultado a votar sobre ese tema. "No tenía ninguna instrucción mía. Le dije: no se meta más en eso, ni vaya más a eso. Usted no es experto en cetáceos, ni yo tampoco", señaló el famoso intérprete del clásico "Pedro Navaja". "Qué sabemos nosotros de una ballena, de un delfín azul. Los vemos, nos gusta; ¡qué bonito!, pero yo no sé nada de eso", agregó. El proyecto de Ocean Embassy es rechazado por grupos ambientalistas. Alrededor de un centenar de personas, convocadas por un frente contra el delfinario, protestó el jueves en un parque de esta capital. Los críticos argumentan que la captura causa traumas a esos mamíferos. Los defensores del proyecto rechazan que los delfines duren menos años de vida en cautiverio. Ocean Embassy, en un espacio publicitario publicado esta semana en los periódicos, destacó que su proyecto cuenta con una inversión que supera los 400 millones de dólares en su primera etapa. Agregó que ya ha invertido 17 millones, y que lleva tres años trabajando en la construcción del parque marino. Aseguró que el proyecto generará 1.200 empleos directos. En un comunicado divulgado el jueves, la empresa señaló que las instalaciones zoológicas y para los acuarios son visitados por más de 600 millones de personas, lo que "ha permitido tener un aprendizaje sobre el ambiente que nos rodea". El proyecto también incluye un "hotel marino", y Blades aclaró que su cartera estará dispuesta a impulsar actividades que tengan que ver con infraestructura hotelera.

Descarga la aplicación

en google play en google play