Escúchenos en línea

Proyecto de reforma tributaria en El Salvador provoca candentes debates

San Salvador. Agencia PL. | 13 de Diciembre de 2011 a las 00:00
Una propuesta gubernamental de reforma tributaria genera este martes en El Salvador un áspero debate matizado por el apoyo de sectores sociales y la oposición de las cúpulas empresariales y la derecha. El objetivo de la iniciativa es avanzar hacia una estructura tributaria más justa, que paguen más quienes ganan más y paguen menos quienes ganen menos, afirmó la diputada Lorena Peña, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). El presidente Mauricio Funes afirmó también que las modificaciones fiscales tienen un fuerte contenido popular, pues exime a más de 260 mil trabajadores con ingresos inferiores a 503 dólares mensuales. De acuerdo con el mandatario, la reforma abarcará poco más del tres por ciento de los contribuyentes, el grupo con salarios de más de seis mil dólares al mes y las empresas con utilidades superiores a dos millones de dólares al año. Funes señaló que busca también equiparar el tributo de las grandes empresas a los del resto de los países de América Central, donde es del 30 por ciento, frente al 25 de El Salvador en la actualidad. El gobierno y FMLN argumentan que con la medida el estado logrará recursos para sostener y ampliar los programas sociales en marcha, así como combatir los altos niveles de evasión fiscal. Hay una empresa grandísima que tiene 150 millones de utilidades al año, pero para cerrar el año hace un contrato con su casa matriz y dice que ese contrato vale 145 ó 147 millones y declara ganancias por únicamente siete millones, ejemplificó Peña. Ellos están acostumbrados a no pagar, el pueblo trabajador, los asalariados, siempre pagamos impuestos, agregó, tras recordar que más de seis mil empresas no pagan impuestos al equipar gastos con ingresos. La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) y la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), de extrema derecha, justifican su oposición a la reforma al afirmar que desincentivará la inversión y aumentará el desempleo. En la Asamblea Legislativa, el FMLN cuenta con la mayor bancada con 35 de los 84 diputados, pero necesita de ocho votos para la mayoría de 43 indispensable para la aprobación de la reforma. Los otros dos mayores partidos de la derecha, Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), con 16 escaños, y Concertación Nacional (CN), con 10, aún no han definido su posición sobre una eventual votación mañana. Ante el parlamento fueron presentadas dos propuestas, una del Ejecutivo y otra del FMLN, pero fuentes del partido dijeron que trabajan para superar las diferencias e integrarlas en una sola.

Descarga la aplicación

en google play en google play