Escúchenos en línea

Según el vicepresidente de Guatemala, la ayuda tarda mucho en llegar

Agencia AP. Desde ciudad Guatemala. | 16 de Marzo de 2007 a las 00:00
El vicepresidente de Guatemala Eduardo Stein criticó el viernes a las instituciones multilaterales por la tardanza en acudir con inversiones a los países de las Américas que hace tres décadas hicieron la transición de las dictaduras militares a la democracia. "La inversión fue muy tardía en llegar", dijo en la apertura de actividades de la asamblea anual de gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que tiene como tema central la inclusión social. "Los espacios económicos y políticos de participación no se abrieron automáticamente... como nos dijeron". Stein dijo que surgieron por entonces "expectativas enormes" de que en democracia se iban a suceder transformaciones que mejorarían la inclusión social de los latinoamericanos. Indicó que "se nos dijo" por entonces que se iban a transformar los esquemas internos de exclusión histórica, a abrir espacios casi automáticos de participación política y económica, y que iba a haber "una verdadera catarata de capitales externos hacia nuestros países". "Todo ello siempre y cuando nos apretáramos el cincho y asumiéramos esos muy duros programas de ajuste estructural que la mayoría de países sobrellevamos", agregó. "Nos apretamos el cincho, se hicieron programas con impactos sociales muy dolorosos... pero nada pasó automáticamente". Stein no mencionó esa frustración como causa de movimientos populistas en las Américas engrosados por electores descontentos con los modestos avances del desarrollo económico regional, ni de la preferencia de una mayoría de votantes que, según la encuestadora Latinobarómetro, preferiría una dictadura si pudiera tener la seguridad de un empleo. "Esto tiene un rostro muy concreto, una historia de exclusiones en diferentes ámbitos... y de discriminación de los pobres de la actividad económica", dijo. Esta no es la primera vez que un gobierno critica a las instituciones internacionales de crédito en el seno de una de esas instituciones. Argentina lo ha hecho en varias oportunidades por el trato que recibió en su crisis financiera del 2002. El ministro argentino de Salud Ginés González García refrescó esos momentos hablando poco después de Stein en el foro del BID, institución que se mantuvo igualmente al margen de la ayuda a Argentina debido a que actúa, como las otras, a la espera primero de un entendimiento del país con el Fondo Monetario Internacional. "El mundo está preparado habitualmente para ser solidario en desastres naturales, climáticos, terremotos, tsunamis", dijo. "Pero, no está para ayudar en momentos de desastres financieros, que generan mucho más exclusión y desastre que los fenómenos naturales". Stein dijo que Guatemala con los años descubrió que el tema de inclusión no era, como lo llamaba el Banco Mundial, una cuestión de "acceso a activos productivos" sino que tenía que haber primero "una base de mejoramiento económico". "Si no se da esa condición, la inversión no va a tener el efecto de mejorar la calidad de vida que se espera", agregó.

Descarga la aplicación

en google play en google play