Escúchenos en línea

Larga lucha para despenalizar homosexualidad en Belice

Belmopán. Noticias Aliadas. | 21 de Diciembre de 2011 a las 00:00

Caleb Orozco está harto de ser considerado un criminal por el sistema jurídico de su país, Belice, debido a su orientación sexual.

Promotor de salud y presidente del United Belize Advocacy Movement (UNIBAM), Orozco lidera ahora una cruzada legal para demostrar que el artículo 53 del código penal de Belice, que establece que "toda persona que tenga relaciones carnales contra el orden de la naturaleza con cualquier persona o animal será reprimido con 10 años de cárcel", viola derechos humanos básicos.

UNIBAM busca eliminar la frase "con cualquier persona", de modo que sean legales las relaciones sexuales consentidas, anales o de cualquier otro tipo, sostenidas en privado entre adultos, sean parejas del mismo sexo o heterosexuales.

Su argumento se basa en la Constitución de Belice, que reconoce los derechos a la dignidad humana, a no ser objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en la privacidad y a igual protección ante la ley sin discriminación.

La organización es apoyada por la Comisión Internacional de Juristas, la Asociación de Abogados de la Commonwealth y Human Dignity Trust. En opinión de estas organizaciones, las leyes beliceñas con respecto a las relaciones homosexuales son anticuadas y deben derogarse.

La Comisión Nacional del Sida también favorece los cambios, ya que considera que si las personas pueden ser más abiertas acerca de sus preferencias sexuales sin miedo a la estigmatización y la discriminación, porque saben que sus derechos serán protegidos por la ley, también estarán más dispuestas a informar de infecciones con el VIH, reduciendo así el riesgo de contagio.

Sin embargo, el movimiento ha encontrado feroz oposición de organizaciones religiosas católicas y protestantes.

Ofensiva religiosa

El 23 de noviembre, el Consejo de Iglesias, organización ecuménica, celebró un "Foro de la Familia" en el salón de la parroquia Santo Redentor en Ciudad de Belice, durante el cual varios líderes religiosos se pronunciaron con vehemencia contra la homosexualidad y condenaron la campaña que busca modificar el código penal.

"El asunto que estamos tratando es una abominación, y un pecado contra Dios. La homosexualidad es uno de los muchos pecados contra los que tenemos que luchar", dijo el presidente del Consejo, pastor Canon Leroy Flowers, durante el evento.

"Están tras los niños. El Reino Unido aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo hace años; ahora tienen batallas judiciales para bajar la edad del consentimiento... Esto demuestra que están tras los niños. Los homosexuales no pueden tener hijos; por lo tanto, tienen que captar[los]", agregó.

Sin embargo, la propuesta de reforma legal de UNIBAM no dice nada sobre matrimonios de personas del mismo sexo o adopción por parejas del mismo sexo.

El 3 de diciembre, dos días antes de que UNIBAM presentara su caso contra la Fiscalía General en la corte, el Consejo de Iglesias, que se ha sumado al caso como parte interesada, organizó la manifestación "Tomemos posición" en Battlefield Park.

Líderes cristianos han formado la red Belize Action Team para luchar contra el programa de UNIBAM. Scott Stirm, pastor de Jubilee Ministries, uno de los cinco integrantes de la red, afirma que cambiar la ley significaría que la violación "de hombre contra hombre" ya no sería punible conforme a la ley beliceña.

La audiencia de UNIBAM, prevista del 5 al 7 de diciembre, se aplazó después de que el Consejo de Iglesias pidiera a la corte tachar a algunos de los testigos de UNIBAM porque no son considerados expertos que puedan dar un testimonio válido. UNIBAM respondió presentando una contrademanda contra algunos testigos del Consejo por no ser idóneos.

Hasta ahora, el primer ministro Dean Barrow ha dicho que el gobierno defenderá la constitucionalidad del artículo que está siendo impugnado, mientras que el opositor Partido de la Unión Popular ha dicho simplemente que respetará el fallo de la Corte Suprema.

Homosexualidad en América Central y el Caribe

Según Belize Action Team, las organizaciones internacionales que apoyan a UNIBAM buscan "traerse abajo las leyes beliceñas sobre la homosexualidad" a fin de sentar un precedente legal que pueda usarse para invalidar leyes similares en naciones del Caribe más grandes como Jamaica. "Están tratando de imponernos sus valores homosexuales", dijo Stirm.

Los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales son un tema complejo en América Central y el Caribe. Belice y algunas ex colonias británicas en el Caribe, como Jamaica, Barbados, Guyana y Trinidad y Tobago, tienen leyes contra la sodomía.

La ley de inmigración de Belice también prohíbe el ingreso al país de homosexuales varones y mujeres, aunque en la práctica han sido extremadamente raros los casos de turistas homosexuales procesados por la justicia.

Mientras tanto, las relaciones entre personas del mismo sexo son legales en Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá, aunque los niveles de tolerancia varían de país a país. Costa Rica puede considerarse uno de los países más avanzados en la región en términos de los progresos realizados en la lucha contra la homofobia y la discriminación. Las relaciones entre personas del mismo sexo fueron legalizadas en 1971, mientras que Nicaragua y Panamá derogaron leyes que prohibían las relaciones homosexuales a fines del 2008. Sin embargo, una campaña para legalizar los matrimonios gay en Costa Rica ha sido infructuosa.

Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Nicaragua tienen también leyes que prohíben la discriminación contra gays y lesbianas. Sin embargo, rara vez se aplican estas leyes, y las personas del mismo sexo que sostienen relaciones enfrentan discriminación en el trabajo, acoso y incluso corren el riesgo de ataques violentos.

En Guatemala, por ejemplo, el vecino más cercano de Belice, Philip Alston, relator especial de las Naciones Unidas para ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, informó durante su última visita al país en el 2008 que los travestis estaban siendo sometidos a operaciones de "limpieza social" llevadas a cabo por la Policía para eliminar a los denominados "indeseables".

 


Descarga la aplicación

en google play en google play