Escúchenos en línea

Anciana salvadoreña construye casa de envases de bebidas

San Salvador. PL. | 31 de Diciembre de 2011 a las 00:00

Una anciana salvadoreña, de una familia en extrema pobreza, construyó su vivienda con envases de bebidas refrescantes y alcohólicas, y ha dado pie a una especie de leyenda sobre la casa encantada.

El diario Co Latino publica un extenso reportaje sobre la azarosa vida de la mujer, María Ponce, de 78 años, cuya vivienda fue destruida en la década de 1980 por una bomba durante la guerra, y en 1998, por el huracán Mitch.

Su casa, ubicada al pie de la carretera del Litoral, del departamento oriental de San Miguel, llama la atención como ninguna otra, relata la publicación.

La Casa Encantada está hecha de plástico. Arriba, abajo, izquierda, derecha, explica.

Los elementos que resguardan a María son un congestionado repello de botellas y latas de gaseosa, una alfombra de corcholatas que sube por las paredes y cortinas de envoltorios de las compañías más grandes de agua con colorante, gas y alcohol, añade.

Según la anciana, años después del derrumbe de su casa de barro con las lluvias del Mitch, la visión de su nueva vivienda se la reveló el Señor en 2005.

"Vi la casita, y un letrero en la pared de ahí. Pero como no sé leer, a saber qué decía", se lamenta.

Aunque su hija, quien comparte la pobre vivienda con sus dos hijos, creyó que su madre había enloquecido, esta comenzó a recoger sola los envases hasta poco a poco reunir los suficientes para la inusual obra.

Desde entonces llama la atención hasta de turistas y los reporteros, a quienes María atiende solícita, ante los ojos de su exmarido, un anciano de 102 años, que la cela aún, aunque reconoce que "ya no sirve".

 


Descarga la aplicación

en google play en google play