Escúchenos en línea

Denuncia corrupción en Honduras Cardenal Rodríguez

Tegucigalpa. Agencia PL. | 3 de Enero de 2012 a las 00:00

 

Los altos índices de corrupción incrementaron la pobreza en Honduras, denunció el cardenal Óscar Andrés Rodríguez, quien exhortó a la clase política a caminar en la verdad, buscar el bien común y a no crear más divisiones.

"Quisiera saber a dónde fue a dar el dinero de la Estrategia de Reducción de la Pobreza, por qué no queremos vivir en la transparencia y en la claridad, por qué se tienen que ocultar cosas, porque a veces la corrupción está ahí latente", expresó el jerarca de la iglesia católica en el país.

Durante una comparecencia en el programa televisivo Frente a Frente, el arzobispo de Tegucigalpa aseguró que durante sus visitas a comunidades muy pobres, comprendió que la pobreza aumentó lejos de reducirse.

El prelado exhortó al presidente Porfirio Lobo y a todos sus funcionarios a dar pasos "concretos y positivos" contra la corrupción y a favor del bien común de la ciudadanía durante el 2012. Rodríguez lamentó que existan funcionarios que llegan a un "puesto de gobierno con el principal deseo de enriquecerse a como dé lugar para después retirarse y pasar el resto de los días sin trabajar".

El líder católico sostuvo que es triste ver cada año a Honduras asumir un papel de "limosnero" solicitando recursos para poder ajustar su propio Presupuesto General de la República.

"¿Hasta cuándo vamos a vivir con esa adicción, endeudándonos?, interrogó.

Las últimas acciones del gobierno de Estados Unidos representan un mensaje a las autoridades hondureñas, afirmó, en alusión a la exclusión a los recursos de la Cuenta del Milenio y el retiro de voluntarios del cuerpo de paz del principal socio comercial y militar de la nación centroamericana.

Monseñor Rodríguez también recordó la calificación de Honduras como "la capital de la violencia del mundo", según el diario Washington Post.

En Honduras parece que desapareció el quinto mandamiento que reza "no matarás", señaló, con respecto al aumento de la criminalidad, que ascendió casi a 86 por cada 100 mil habitantes en 2011.

"Esperamos que se avance en ese tema y que no sean solo palabras, debe adelantarse en ese camino porque hay muchos policías buenos, no obstante hay muchos policías que han dejado corromper su corazón por dinero y eso es una tristeza y una vergüenza", agregó.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play