Escúchenos en línea

Nepotismo en Costa Rica

Agencia PL. Desde San José. | 19 de Marzo de 2007 a las 00:00
El ministro de la Presidencia de Costa Rica, Rodrigo Arias, hermano del gobernante, es un supraministro que por lo visto tiene bendición para muchas decisiones, cuestionó su antecesor en el cargo, Ricardo Toledo. Aunque todos esperaban el nombramiento y el papel protagónico de este sobre los asuntos domésticos, muchos consideran que asume tareas por encima de su puesto y deja las correspondientes al ministro de Coordinación Interinstitucional, Marco Vargas, añadió. Ambos son los únicos que tienen despacho junto al mandatario en Zapote, mientras que los vicepresidentes Laura Chinchilla y Kevin Casas trabajan desde los ministerios asignados a ellos: Justicia y Planificación, respectivamente. Ninguno de estos últimos mostró inconformidad por la situación hasta el momento, pero La Nación recordó que sólo aparecen como vicepresidentes en algunas reuniones o como representantes en el exterior. En cambio, el titular de la Presidencia responde siempre a los ataques de la oposición a su hermano, opina sobre política internacional y hasta presenta mensajes en cadenas televisivas, criticó Toledo. La expansión del campo de acción de Rodrigo sorprendió incluso a otros miembros del gobierno, los cuales confiaron en verlo más alejado ante la complicación de la agenda en la Asamblea Legislativa. Pero el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, nombró en abril a un titular de Coordinación Interinstitucional encargado de atender las crisis en las dependencias estatales, negociar con sectores y articular programas. En anteriores administraciones, tales labores competían al ministro de la Presidencia, enfatizó el que ocupó el cargo durante el mandato de Abel Pacheco.

Descarga la aplicación

en google play en google play