Escúchenos en línea

Ningún civil puede portar armas en el Gran San Salvador

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 19 de Marzo de 2007 a las 00:00
Un plan que prohíbe el porte de armas de fuego en pleno corazón de San Salvador, así como en otras cuatro zonas circundantes, pusieron en marcha este lunes las autoridades de seguridad pública en un afán de enfrentar una incontenible ola de violencia. "Este día estamos iniciando un programa que es inédito en la historia de la seguridad de nuestro país. La población exige que haya un mayor control de las armas, muchos homicidios han tenido que ver con las armas de fuego, por tanto es necesario poner en marcha la veda de armas de fuego en San Salvador", aseguró en rueda de prensa el ministro de Seguridad, René Figueroa. Figueroa explicó que la prohibición de porte de arma de fuego se hará basado en un decreto emitido por el presidente Antonio Saca, quien ha ordenado la medida que deberá hacer cumplir la Policía Nacional Civil (PNC). La prohibición de porte de armas de fuego se hará por un plazo de 60 días, prorrogables, en el denominado centro histórico de la capital y que abarca el pleno corazón de la ciudad, así mismo en la denominada Zona Rosa, una exclusiva zona de bares y restaurantes en la residencial San Benito el sector oeste de San Salvador. Asimismo, la medida se impulsará en otras dos zonas de bares en la periferia norte y noroeste de San Salvador y en una amplia zona residencial y de fábricas en el sector este de la capital. Todos los lugares que estarán bajo prohibición de porte de arma de fuego son considerados por la policía como de alta incidencia criminal. Según la PNC, en las cinco zonas en donde está en marcha la prohibición de porte de arma ocurre al menos un 60% de los hechos delictivos que se registran a diario en San Salvador. En esos lugares las autoridades colocaron grandes pancartas con la leyenda "prohibido portar armas de fuego", mientras que agentes policiales distribuyen en las calles pequeñas hojas volantes para que la ciudadanía esté enterada de la situación. Los agentes policiales realizarán registros tanto de personas como de vehículos para constatar que no lleven un arma de fuego consigo. Se le permitirá portar un arma sólo a los policías, vigilantes privados, guardaespaldas, agentes municipales y a militares. "No es una medida antojadiza, es una medida basada en hechos. No queremos quitarle el arma de fuego a la gente honesta, se la queremos quitar al delincuente para evitar que sigan ocurriendo muertes, asaltos", señaló por su parte el director de la policía, Rodrigo Avila. Cifras de la policía indican que en 2006 logró el decomiso de 2.657 armas de fuego ilegales entre pistolas, escopetas y fusiles a personas acusadas de algún delito. En tanto, el viceministro de Seguridad, Astor Escalante, señaló que a quienes se sorprenda con armas de fuego en las zonas donde está prohibido se les decomisará y podrían enfrentar una pena de cárcel de entre tres y cinco años. El plan de prohibición de porte de armas de fuego en San Salvador se lanzó luego que en diciembre pasado el Congreso reformó la Ley de Armas donde facultó a las autoridades de seguridad pública a impulsar vedas al porte de armas en zonas y lugares de alta incidencia delictiva. Cifras de la policía indican que en 2006 en El Salvador ocurrieron 3.928 homicidios, de los cuales un 72% fueron cometidos con arma de fuego.

Descarga la aplicación

en google play en google play