Escúchenos en línea

Obreros panameños denuncian inseguridad laboral

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 19 de Marzo de 2007 a las 00:00
Un grupo de obreros panameños de la construcción realizó hoy un plantón en la Ciudad de Panamá para exigir al Gobierno Nacional mayores medidas de seguridad en sus lugares de trabajo, a raíz de la muerte de varios de sus compañeros. Convocados por el Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (SUNTRACS), los obreros exigieron el nombramiento de inspectores que verifiquen la seguridad en las edificaciones que construyen, la mayoría torres de entre 30 y 40 pisos, para evitar más muertes en accidentes de trabajo. Gregorio Guerrel, secretario de salud ocupacional del SUNTRACS, dijo a la prensa local que la inseguridad que reina en sus lugares de trabajo "es alarmante". Añadió que esto es así ya que en lo que va del año las cifras de muertes de obreros de la construcción, que ya suman diez, "están casi a la mitad de las estadísticas de año pasado en que murieron 29" trabajadores de este sector. Guerrel, quien anunció una caminata de protesta hacia el Ministerio de Trabajo y la Caja de Seguro Social para el jueves próximo, indicó que es "función primordial" del Estado brindar seguridad a toda la población. En este sentido, Guerrel consideró absurdo las declaraciones atribuidas a la ministra de Gobierno y Justicia de Panamá, Olga Golcher, en el sentido de utilizar las cuota sindical para pagar inspectores de seguridad en las edificaciones. "La seguridad es responsabilidad de la empresa y del Estado, no del SUNTRACS que hace mucho concienciando a los obreros de que utilicen y exijan el equipo de seguridad", expresó Guerrel. Por su parte, el director de inspección del Ministerio de Trabajo, Carlos Salazar, dijo a "RPC Radio" que en los últimos meses esta entidad ha aplicado "inspecciones conjuntas" con el SUNTRACS, para supervisar las obras en construcción. Salazar agregó que no sólo el Gobierno tiene que jugar su papel en esta problemática, sino que también debe hacerlo la parte empresarial pagando un oficial de seguridad durante el tiempo que dure la obra. "Tenemos que sembrar conciencia y saber que el Estado, los trabajadores y la empresa deben jugar su papel", subrayó Salazar, quien consideró como "inadmisibles" algunos accidentes recientes. "Cómo es posible que un ingeniero graduado en una Universidad va a hacer entrar a dos trabajadores a una cámara subterránea sin verificar el oxígeno que hay dentro" se preguntó Salazar, en alusión a la muerte el viernes pasado en estas circunstancias de dos obreros de la construcción. También censuró el hecho de que se permita en algunas obras tener a obreros de más de 60 años trabajando a grandes alturas sin arnés y soga de vida, señalando que el Ministerio de Trabajo ha paralizado algunos proyectos parcial y totalmente, y aplicado multas cuando no se cumplen las medidas de seguridad.

Descarga la aplicación

en google play en google play