Escúchenos en línea

Maestros estremecen la capital guatemalteca y obligan al gobierno a ceder

Agencia AFP. Desde ciudad Guatemala. | 21 de Marzo de 2007 a las 00:00
Miles de maestros se manifestaron pacíficamente este miércoles en la capital de Guatemala ante la negativa oficial de mejorar programas de nutrición para sus alumnos y de implementar una reforma educativa integral consensuada y mejoras salariales. "Se vive, se siente, el magisterio está presente", "Un pueblo sin educación es un pueblo sin paz" y "Somos maestros no delincuentes" gritaban los miles de docentes que cercaron edificios públicos, como el Congreso y Casa Presidencial, ante la presencia de decenas de policías. Los maestros, procedentes de todos los puntos del país, tomaron el centro histórico de la capital guatemalteca y ocuparon las calles de los edificios concernidos desde primeras horas de este miércoles. Además, amenazaron con incrementar la medida el lunes, pues también tendrán el apoyo de padres de familia. Las manifestaciones se originaron después de que el presidente Oscar Berger vetara la semana pasada un proyecto de ley que le exigía elaborar en los próximos 90 días el reglamento del magisterio, contemplado en la Ley de Educación Nacional aprobada en 1991. El reglamento, que ha sido obviado por cinco administraciones, debe tener definido el escalafón magisterial, que define los ascensos de puesto e incremento salarial por años de servicio. "La marcha es porque queremos hacerle ver al presidente Berger el descontento del magisterio nacional por haber rechazado el decreto ley, donde se le daba 90 días para elaborar y sancionar el reglamento de la actual ley de Educación Nacional", afirmó el dirigente Julio Solano. Desde 1991, la Ley de Educación Nacional no tiene reglamento, lo que permite al gobierno de turno hacer lo "que le da la gana con la nivelación ejecutiva del magisterio nacional", denunció. Entre tanto, el dirigente Joviel Acevedo indicó que la marcha fue principalmente para oponerse a la reforma educativa que la titular de la cartera, María del Carmen Aceña, quiere impulsar, sin consenso alguno, ya que a su juicio el objetivo es la privatización. "Estamos de acuerdo con una reforma educativa integral que tenga sus bases en lo establecido en los acuerdos de paz, pero no vamos a aceptar imposiciones", advirtió. Acevedo aseguró que el magisterio no depondrá su actitud hasta que las autoridades muestren flexibilidad. "Esta lucha no es sólo por el aumento salarial, es por una mejora integral, se necesita más presupuesto para el magisterio para poder darle refacción a los niños, útiles escolares, implementos deportivos y becas (económicas) para todos", dijo a la AFP el maestro Elvis Rivas. Rivas, junto con un grupo de docentes, salió la noche del martes desde Chajul, un remoto poblado ubicado en el departamento del Quiché, uno de los más pobres del país. Según el magisterio, el programa de nutrición anunciado por el presidente cuando asumió el poder el 14 de enero de 2004 no funciona en ninguna de las 17.400 escuelas públicas de Guatemala, pese a que las autoridades "se ufanan" de que ya se ha implementado. Berger, en un mensaje a la población divulgado en radioemisoras locales este miércoles prometió un incremento salarial y la creación de más de 6.700 plazas nuevas para el Magisterio. "Para hacer realidad una educación con calidad es indispensable la dignificación de las labores magisteriales, por eso se solicitó al Congreso la ampliación presupuestaria que nos permitirá realizar un aumento salarial a todos los maestros y el personal administrativo", afirmó el mandatario.

Descarga la aplicación

en google play en google play