Escúchenos en línea

Saca niega que los diputados asesinados eran narcos

Agencia ACAN-EFE. Desde San Salvador. | 22 de Marzo de 2007 a las 00:00
El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, aseguró este jueves que los tres diputados de este país al Parlacen asesinados el 19 de febrero pasado en Guatemala no tenían ninguna relación con el crimen organizado o narcotráfico. "Los diputados salvadoreños, gente honorable, gente que no tiene ningún relacionamiento con el crimen organizado o narcotráfico fueron víctimas de cárteles de la droga y víctimas de policías involucrados en el tema de las drogas. Realmente ha sido lamentable", expresó Saca, en una entrevista con la agencia Acan-Efe y dos medios locales. Afirmó que "estoy absolutamente seguro que la lucha que tenemos contra el narcotráfico, que el decomiso de droga que constantemente hacemos en El Salvador ha tocado intereses perversos de mafias organizadas, pero no nos importan las amenazas". Las víctimas fueron los diputados del Parlamento Centroamericano (Parlacen) Eduardo D'Aubuisson, José Ramón González y William Pichinte, así como el policía que conducía el vehículo en que viajaban, Gerardo Napoleón Ramírez. Los cuerpos, calcinados, fueron hallados a inmediaciones de la carretera que de Guatemala conduce a El Salvador. Saca dijo que el lunes conversó en Guatemala con el presidente de ese país, Oscar Berger, quien le comunicó que para esta semana "habrían importantes noticias". Explicó que Berger se refería a la captura de cuatro personas supuestamente autoras intelectuales de la matanza, así como "a cambios profundos en los temas de la seguridad pública de Guatemala". "Yo le veo al presidente Berger voluntad para depurar la policía", afirmó Saca, y señaló que "a Centroamérica le conviene que Guatemala resuelva esta situación". Indicó que las buenas relaciones que han existido siempre entre ambos países "no debe impedir que hagamos exigencias como país, y la exigencia es llegar hasta las últimas consecuencias". Las autoridades guatemaltecas anunciaron el martes la detención de Mario Lémus Escobar, Obdulio Estuardo de León Lémus, Carlos Amilcar Orellana, y Linda Castillo Orellana, por su presunta participación intelectual en el caso. Aseguraron que estas personas forman partes de un cártel del narcotráfico que opera en Jalpatagua, departamento de Jutiapa, en el este guatemalteco y fronterizo con El Salvador. Saca dijo que "se tiene que cuidar a la gente capturada porque ya vimos lo que pasó con los policías, que fueron muertos. Yo tengo esperanza y no me gusta comentar sobre temas judiciales en marcha porque este es un tema muy delicado". El 22 de febrero pasado fueron capturados los policías guatemaltecos Luis Arturo Herrera López, José Korki López Arreaga, José Adolfo Gutiérrez y Marvin Langen Escobar Méndez, acusados de ser los autores materiales del crimen, pero días después fueron asesinados en la cárcel de máxima seguridad donde estaban detenidos. Otro policía guatemalteco, Marvin Contreras, también señalado de haber participado en el crimen, se entregó a las autoridades el 28 de febrero, mientras Jeiner Barillas se encuentra prófugo. Saca anunció que el próximo 29 marzo, cuando se cumplen 40 días del asesinato, "vamos a tener un evento especial en el partido para recordar la memoria de nuestros mártires". Los tres diputados eran miembros de la gubernamental Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha). Saca reiteró su oposición a que, debido a la matanza de los diputados salvadoreños, se pretenda cambiar la sede del Parlacen a otro país de la región. "Creo que la sede es Guatemala y los diputados lo que deben buscar es pedirle todas las garantías al presidente Berger, yo no creo que sea un buen mensaje mover al Parlamento Centroamericano, yo creo que lo que hay que buscar es resolver el tema de la seguridad al Parlacen", subrayó.

Descarga la aplicación

en google play en google play