Escúchenos en línea

Persiste en Costa Rica división sobre el TLC

Por Krissia Morris Gray, diario Prensa Libre de Costa Rica. | 23 de Marzo de 2007 a las 00:00
Criterios a favor y en contra. Esta es la realidad que externa el país cuando se habla del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Costa Rica y Estados Unidos. Así se especifica en el "Sondeo de Opinión sobre el TLC y la Marcha del 26 de marzo del 2007", elaborado por la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica (UCR), que tuvo una muestra de 414 de personas por teléfono y quedaron fuera quienes no cuentan con dicho servicio, es decir, se excluyó a los sectores marginales. El nivel de confianza es del 95% y un 5% de margen de error. Pero la cantidad de la muestra disminuye a 329, en las preguntas de las consecuencias positivas y negativas, 85 personas no fueron incluidas en las tablas, porque no supieron especificar sus respuestas. No obstante, en el estudio se indica que, en cuanto a posición se refiere, el 39% de los entrevistados se mostraron entre absolutamente a favor y a favor del TLC, mientras que un 32,7% indicaron estar absolutamente en contra y en contra. Sin embargo llama la atención el porcentaje de la población que se mostró entre indeciso e indiferente, rubro que sumó el 28,3%. Por su parte, en cuanto a percepción corresponde, un 42,6% de la gente respondió que estaba absolutamente en contra y en contra del acuerdo comercial, mientras que un 25,9% dio su punto de vista favorable. Ante la consulta de si el TLC sería bueno o malo, un 7,6% respondió que sería muy bueno para el país, un 29,8% señaló que bueno, 34% sostuvo que regular,19% que malo y 8,8% muy malo. Más empleos, crecimiento económico, mayor variedad de productos, mejores servios de celular e Internet, se abrirá el Instituto Nacional de Seguros (INS) y mejores salarios, son las consecuencias positivas mencionadas por los que avalan el TLC. Los detractores del TLC, por su parte, mencionaron que de aprobarse el acuerdo comercial el impacto será negativo para los agricultores, los pequeños y medianos empresarios costarricenses, se privatizará o abrirá el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y INS, habrá más desempleo, se encarecerán las medicinas y se perderá la soberanía. Alberto Cortés Ramos, uno de los investigadores responsables de hacer el estudio entre el 7 de 11 de marzo del año en curso, recalcó que la opinión pública sobre el TLC no solo denota que fuera posición a favor y en contra, sino que llama la atención la cantidad de indecisos existente, los cuales aseguran que no tienen una posición clara respecto al TLC, esto debido a la falta de información. "Lo que hay que hacer es continuar la discusión. Debe haber menos publicidad y más información sobre el impacto que tendrá el TLC para el país", reafirmó Cortés.

49% pide otras alternativas

Tal es la división existente que un 26% de los encuestados apuntaron estar a favor de la aprobación del TLC, mientras que un 23,9% aboga por su renegociación, el 17,4% considera que el acuerdo debe ser retirado de la Asamblea Legislativa y que debe darse un diálogo nacional y también hay un 7,7% que se inclina a que el país debe seguir como está, sin TLC. Al mismo tiempo, un 16,9% se muestra indeciso y un 7,2% solicita un referéndum. "Si se suman quienes creen que debemos seguir como estamos ahora, quienes proponen renegociar un nuevo tratado y quienes proponen retirar el TLC e iniciar un diálogo nacional podemos afirmar que hay un 49% que se inclina por una opción que implicaría el retiro del tratado de la Asamblea Legislativa" señala el estudio de la UCR. Marco Fournier Facio, investigador de la Escuela de Ciencias Políticas, agregó que es preocupante la baja información que tiene la población sobre el TLC, situación que se refleja en la cantidad de indecisos. "Se corrobora que el apoyo va en descenso y aumenta la cantidad de indecisos y los que están en contra del TLC. Ha habido un proceso creciente de discusión. (...) Hay un proceso de dolarización, pero llama la atención que se está dando un incremento del colchón de indecisos, los análisis realizados, confirman que conforme pasa el tiempo, los indecisos se inclinan más en contra que a favor del TLC", reseñó Fournier. Otro de los temas analizados por la UCR, fue la marcha del 26 de febrero anterior, que contó con el apoyo del 70,2% de los entrevistados, contra un 29,8% de criterios en contra. Cuando se les consultó el tamaño de la marcha, un 12,8% respondió que era una de las más pequeñas, 36,4% indicó que era parecida a la anterior (octubre 2006) y un 50,8% afirmó que era una de las más grandes. También, un 58,9% de la gente reconoció que la manifestación contó con una participación diversa, mientras que un 41,1% dijo que solo fueron los sindicatos. Como resultado de la marcha, un 41,1% considera que la marcha tendrá un efecto de hacer el trámite del TLC se dificulte en la Asamblea Legislativa, mientras que otro 41% indica que seguirá igual y un 17,6% que la manifestación acelerará el trámite del TLC.

Descarga la aplicación

en google play en google play