Escúchenos en línea

Costa Rica reclama USD 135 millones robados por ex presidente

Agencia AFP. Desde San José. | 24 de Marzo de 2007 a las 00:00
El Estado costarricense reclamará una indemnización de 135 millones de dólares por daños materiales y morales al ex presidente Rafael Angel Calderón y otros siete imputados, acusados de delitos de corrupción. La Procuraduría General de la República planteó una acción civil por 89 millones de dólares, mientras que la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) lo hizo por 46,2 millones. La demanda supone la reparación del daño material y moral causado a la sociedad por los imputados, a quienes el Ministerio Público acusa de haber conspirado para obtener comisiones ilegales de un crédito de 39,5 millones de dólares que el gobierno de Finlandia otorgó a la CCSS en el año 2000. La Procuradora General, Ana Lorena Brenes, dijo que este es el primer caso en que el Estado costarricense demanda la reparación del daño moral causado por un delito de corrupción, aunque rehusó explicar la metodología utilizada para determinar el monto. Por su parte, el presidente de la CCSS, Eduardo Doryan, dijo que la institución estima en 31,2 millones de dólares el perjuicio económico y en 15 millones el daño moral. La semana pasada, el Ministerio Público (Fiscalía) dio a conocer la acusación penal contra Calderón y los demás imputados, que será presentada al tribunal a cargo en los próximos días. Según las investigaciones, Calderón habría encabezado junto a un empresario privado, una conspiración para lograr que el Congreso aprobara el crédito del gobierno de Finlandia, que se utilizaría para la compra de equipos médicos a la transnacional finlandesa Instrumentarium Medko Medical. Tras la aprobación del crédito, el ex presidente y varios políticos y funcionarios afines a su partido (Unidad Socialcristiana, PUSC) se repartieron comisiones ilegales que oscilaban entre 300.000 y 600.000 dólares. Además de Calderón, enfrentan el proceso el ex presidente de la CCSS, Eliseo Vargas, el ex directivo de esa institucion Gerardo Bolaños y el ex gerente de modernización Juan Carlos Arguedas. También es sospechoso Walter Reiche, uno de los propietarios de la Corporación Fischel, empresa que representa en Costa Rica a Instrumentarium; los ex gerentes Olman Valverde y Marvin Barrantes, así como su abogado Randall Perez. La Fiscalía asegura que los equipos comprados eran innecesarios y que no fueron utilizados por la CCSS porque el objetivo del crédito era lograr las comisiones que se embolsaron Calderón y los demás acusados.

Descarga la aplicación

en google play en google play