Escúchenos en línea

No pagarán rescate de hermanos secuestrados en Honduras

Agencia AP. Desde Tegucigalpa. | 26 de Marzo de 2007 a las 00:00
El empresario y político Yamil Hawit dijo el lunes que no pagará el rescate de 600.000 dólares que los delincuentes exigen por liberar a sus dos hijos secuestrados hace dos días en la costa atlántica de Honduras. "No estoy dispuesto a pagar un centavo por mis hijos", afirmó Hawit al canal 6 de la televisión local. "Y que los secuestradores esperen sentados porque no se harán millonarios con mi dinero". Informó que los plagiarios se comunicaron el domingo con la familia Hawit para dar a conocer la cuantía del rescate, tras exigir que la policía no interviniese en el caso. El viceministro de Seguridad, coronel Jorge Rodas, aseguró por su lado que "la policía respeta la posición de la familia Hawit, aunque ningún miembro de ella se ha comunicado aún con nosotros". Las autoridades dijeron que cuatro hombres armados interceptaron la noche del sábado a los hermanos Yamil, de 38 años, y Nabil, de 34, que viajaban en un automóvil por una carretera cerca de la ciudad de El Progreso, a unos 200 kilómetros al norte de la capital. Los delincuentes colocaron un vehículo atrás del carro de los hermanos Hawit y otro adelante. Luego de disparar repetidamente al aire y a los neumáticos del automóvil, los obligaron a detenerse y se los llevaron con rumbo desconocido. Ambos hermanos viajaban con Brinia Rivera, esposa de Nabil, a quien los delincuentes abandonaron en las afueras de la ciudad por estar embarazada. La familia Hawit, que posee fábricas de pan y extensos cultivos de caña de azúcar, es de ascendencia árabe y posee grandes inversiones desde hace más de 70 años en El Progreso. Ellos residen ahora en San Pedro Sula, segunda ciudad del país, próxima a El Progreso. Su padre fue diputado por el opositor Partido Nacional de 2002 a 2006 y es un acaudalado hombre de negocios. Los secuestros se registran en Honduras desde 1982, pero surgieron con fines ideológicos mediante los cuales los grupos de izquierda locales de ese tiempo obtenían recursos para financiar sus actividades revolucionarias. Sin embargo, los delincuentes comunes los intensificaron a partir de 2001, cuando hubo 37 plagios. Desde ese año hasta ahora han ocurrido más de 72 secuestros en Honduras y en lo que va de este año ha habido alrededor de 12, entre ellos los de cinco mujeres, seis hombres y un adolescente de 15 años.

Descarga la aplicación

en google play en google play