Escúchenos en línea

En julio sale a licitación la construcción de esclusas del Canal de Panamá

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 26 de Marzo de 2007 a las 00:00
La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) anunció este lunes que sacará a licitación las obras de construcción de la ampliación de la vía interoceánica entre los meses de julio y agosto de este año. El proyecto, que tiene un costo estimado de 5.250 millones de dólares y debe estar terminado en el 2014, según datos del organismo, comprende la construcción de un nuevo y más grande juego de esclusas paralelas a las ya existentes, e incluye contingencias y la inflación proyectada durante el periodo de construcción. Las obras serán financiadas con los fondos obtenidos por el pago del peaje, y sólo requerirán crédito externo de carácter interino durante los años pico de construcción (2009-2011). Sobre la licitación, la ingeniera Ilya de Marotta, de la Dirección de Ingeniería y Administración de Proyectos de la ACP, dijo que "habrá un periodo para que las empresas presenten su propuesta, luego se dará otro tiempo para la evaluación y, finalmente, se adjudicará el contrato". La empresa que gane la licitación se estará adjudicando la construcción de las esclusas del Pacífico y del Atlántico. Marotta, junto a otros funcionarios de la entidad, recorrió hoy con un grupo de periodistas el sector de Cocolí, en el oeste de la capital, donde quedarán ubicadas las nuevas esclusas en el Pacífico. El otro complejo de esclusas, en el Atlántico, estará situado al este de la actual esclusa de Gatún y al norte del lago del mismo nombre, que forma parte del trayecto del Canal, en la provincia de Colón. El sector de Cocolí es el mismo donde Estados Unidos, en 1939, tenía planificado construir un tercer juego de esclusas, aunque con algunas diferencias que las diseñadas actualmente. La construcción de los estadounidenses, suspendida por el inicio de la Segunda Guerra Mundial, entraba al lago Miraflores y seguía después al Corte Culebra, la zona más angosta de la vía, mientras que el proyecto actual bordea el lago para entrar directamente al estrecho y sinuoso paso Culebra, que será dragado y ampliado. "Es por eso que el alineamiento no podrá ser aprovechado en un cien por ciento y se corre levemente hacia al oeste, pero el área que sobra va a ser utilizada para la construcción de las tinas de ahorro de agua", una serie de "bañeras" que permitirá reciclar el 60 por ciento del agua dulce que utilizan las esclusas, explicó Marotta. La ampliación en el sector Pacífico cubrirá 7,5 kilómetros, que incluye el largo de la esclusa y el del nuevo cauce de acceso que hay que hacer, del inicio de la esclusa en Cocolí hasta un poco antes de llegar al más nuevo de los puentes que cruza el Canal, el Centenario. Las cámaras de las esclusas medirán 427 metros de largo por 55 metros de ancho y 18,3 metros de profundidad. Cada cámara de las esclusas tendrá tres bañeras de reutilización de agua, que recuperarán el 60 por ciento del agua de cada tránsito. Las nueve tinas en cada uno de los dos complejos de esclusas, 18 en todo el proyecto, salvan la situación actual de despilfarro de 52 millones de litros de agua dulce, con cada tránsito, además de que las nuevas esclusas usarán un siete por ciento menos de agua que las existentes. La funcionaria indicó que se espera que para el próximo año, entre los meses de julio y septiembre, se inicien ya algunos de los trabajos de excavación proyectados en el área de la ampliación. Actualmente se está en el proceso de selección de la compañía que va a asesorar a la Autoridad del Canal en la administración del proyecto y luego de ello se revisarán las especificaciones al contrato de construcción conjuntamente con la empresa asesora.

Descarga la aplicación

en google play en google play