Escúchenos en línea

Graves choques en Honduras

Agencia AP. Desde Tegucigalpa. | 26 de Marzo de 2007 a las 00:00
Un contingente de policías y soldados desalojó a unas 700 personas que bloqueaban la carretera principal en el occidente de Honduras luego de un enfrentamiento con disparos y palos que dejó tres agentes heridos y 30 detenidos entre los manifestantes que exigían obras sociales, dijeron las autoridades. "Algunos manifestantes dispararon con fusiles AK-45 y pistolas de grueso calibre", dijo en rueda de prensa el jefe policial de la zona, Filiberto Martínez. "Y, por eso, un agente recibió el impacto de una bala en su pierna izquierda y está en el hospital". El violento desalojo se registró en La Flecha, unos 240 kilómetros al oeste de Tegucigalpa. La policía llegó al lugar para disolver la protesta con gases lacrimógenos, bastones de goma y un carro lanzador de agua, pero los vecinos enardecidos de 17 municipios en la provincia occidental de Santa Bárbara opuso resistencia con piedras y palos. Los pobladores bloquearon dos tramos de la vía por 16 horas para exigir al gobierno que ejecute 483 proyectos sociales de agua potable, centros de salud, alcantarillado sanitario, escuelas, carreteras, electricidad, puentes y teléfonos para al menos 180.000 habitantes de 250 comunidades del oeste hondureño. El desalojo fue ordenado luego que los manifestantes anunciaron que sólo conversarían con el presidente Manuel Zelaya al negarse a hablar con el ministro de Obras Públicas Sarro Banano, quien había llegado al lugar del bloqueo. La operación se prolongó por casi una hora y fue llevada a cabo por 250 policías y soldados. Inicialmente, el grupo antidisturbios de la policía avanzó con escudos y cascos metálicos hacia la muchedumbre, que los recibió con piedras y palos. El líder de los manifestantes Oscar Mejía dijo que "los policías nos golpearon sólo por exigir mejores beneficios para nuestras comunidades". Mejía es diputado por el Partido Unificación Democrática, de tendencia izquierdista. "El gobierno se ha burlado constantemente de nosotros al no atender nuestras peticiones", añadió. Luego del desalojo, la policía retiró los vehículos que los pobladores habían cruzado en la carretera y reanudó el paso de los centenares de automóviles y camiones de carga que congestionaron la ruta.

Honduras vive situación caótica

Honduras vive en la anarquía, dijo el lunes el Comisionado Nacional de Derechos Humanos, Ramón Custodio. "Este es un Estado donde hay inseguridad jurídica, con inseguridad pública y riesgo social", añadió. Indicó en un comunicado que "definitivamente vivimos en una anarquía y en lugar de tener un país tenemos un paisaje". Custodio advirtió asimismo que "sólo el presidente Manuel Zelaya puede dar respuesta a esta situación". Se refirió a la gran cantidad de secuestros de empresarios que ocurren en Honduras y que en lo que va del año suman 12: cinco mujeres, seis hombres y un adolescente de 15 años. "Por eso, la desesperación priva en la población, que exige a gritos una mayor seguridad... y esta política de inseguridad nos dice que la policía es incapaz de prevenir y controlar los secuestros en el país". El defensor del pueblo sostuvo además que "pese al incremento de los plagios, las autoridades hondureñas carecen de un plan para enfrentar a los que cometen este delito". El último rapto se registró el sábado cuando cuatro desconocidos se llevaron por la fuerza a dos hijos del empresario y político Yamil Hawit en la costa atlántica. Fue diputado por el opositor Partido Nacional de 2002 a 2006 y es un acaudalado hombre de negocios. Los hermanos Yamil, de 38 años, y Nabil Hawit, de 34, aún no aparecen. Sus secuestradores exigen 600.000 dólares por liberarlos. La familia Hawit, de ascendencia árabe, posee grandes inversiones desde hace más de 70 años en la costa norte del país. Los secuestros se registran en Honduras desde 1982, pero surgieron con fines ideológicos mediante los cuales los grupos de izquierda locales de ese tiempo obtenían recursos para financiar sus actividades revolucionarias. Sin embargo, los delincuentes comunes los han intensificado. Según Custodio, entre 1995 y el 2002 hubo 195 secuestros en Honduras, según Custodio, cuyo delito tuvo una mayor incidencia en el 2001, con 36.

Descarga la aplicación

en google play en google play