Escúchenos en línea

Torrijos niega ser enemigo de libertad de expresión

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 28 de Marzo de 2007 a las 00:00
El presidente panameño, Martín Torrijos, dijo este martes que su administración ha demostrado "con hechos" el respeto a la libertad de expresión, por lo que rechaza las críticas que se le han realizado por el veto parcial a la Ley que modificó el Código Penal. "Derogué las leyes mordaza y despenalizamos la calumnia y la injuria para los funcionarios públicos...no se nos puede acusar de que hemos levantado nuevamente una espada de Damocles contra la libertad de expresión", expresó. Torrijos hizo énfasis en que bajo la actual administración se han dado todas las garantías, no sólo a los periodistas, sino a los ciudadanos "que también reclaman la protección a su privacidad, de que se pueda vivir en un Estado de Derecho, en una convivencia democrática, donde todos tengan sus derechos debidamente establecidos". El presidente panameño dio sus declaraciones en el marco de la inauguración de la Unidad de Análisis Biomolecular del laboratorio de ADN del Ministerio Público. La pasada semana el Ejecutivo devolvió a la Asamblea Nacional la Ley del Código Penal con un veto parcial, enfatizando cuatro artículos referentes a la salud pública, el enriquecimiento injustificado y la corrupción, el prevaricato y los delitos contra el ambiente. El veto no incluyó dos artículos criticados por los gremios periodísticos supuestamente porque atentarían contra la libertad de expresión, debido a que contemplan sanciones judiciales. Sobre el particular, la agrupación Periodistas Sin Fronteras le envió una nota a Torrijos la semana pasada, en la que expresó "su profunda decepción" por no haber rechazado los dos artículos considerados violatorios a la libertad de expresión. Para la organización internacional, con su acción el jefe del Ejecutivo "limita el margen de maniobra de los periodistas hasta el punto de impedirles hacer su papel de contrapoder".

Descarga la aplicación

en google play en google play