Escúchenos en línea

Siguen exhumando cadáveres en Panamá por caso de jarabe envenenado

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 29 de Marzo de 2007 a las 00:00
El Instituto de Medicina Legal (IML) del Ministerio Público de Panamá realizó este jueves otras seis exhumaciones de cadáveres para confirmar las muertes por consumir medicinas contaminadas de la Caja de Seguro Social (CSS), con lo que éstas ya suman 30. Las exhumaciones tuvieron lugar en cementerios de la ciudad de Panamá y en la provincia de Chiriquí, limítrofe con Costa Rica. Se recogieron tejidos de vísceras de media docena de cadáveres de personas que servirán para el análisis forense. El director del IML, José Vicente Pachar, dijo a la prensa que con las de hoy suman ya 30 exhumaciones y que en las once primeras siete resultaron positivas. "La cifra total de 30 nos permite tener ya un número aceptable para lo que es el trabajo científico que comenzó con las primeras once", expresó Pachar. El total de las muestras se analizará en unos tres meses. En cuanto a la cifra oficial de 78 muertes por la contaminación de medicinas confirmada el miércoles por las autoridades médicas, dijo que el Instituto ha recibido hasta ahora 349 expedientes, de los que ha analizado 100 casos con un saldo de 54 positivos. Destacó que el volumen de casos analizados no corresponde con el total que ha recibido la fiscalía", que investiga el asunto, lo cual se debe a los trámites y a cierta demora en que los expedientes lleguen al Ministerio Público. Pachar aclaró que se recomiendan exhumaciones sólo en aquellos casos dudosos. La Fiscalía ha recibido unas 400 denuncias de personas enfermas, de los cuales 353 han fallecido, de acuerdo con los familiares. Los casos se registraron entre junio y octubre de 2006, cuando ocurrieron las muertes a causa de la contaminación de medicamentos con Dietieleneglycol, un producto químico hallado comúnmente en líquido para frenos. Se determinó que los medicamentos fueron consumidos en su mayoría por pacientes con hipertensión arterial, diabetes e insuficiencia renal. Actualmente están detenidos en Panamá tres representantes de la empresa importadora Medicom, que a su vez culpa a su proveedora española, Rasfer Internacional, de haberle entregado el Dietileneglycol en vez de glicerina pura para elaborar medicamentos. Media decena de funcionarios de la CSS son investigados y están en libertad condicional mientras el gobierno se prepara para pagar una indemnización millonaria a las víctimas supervivientes y a los familiares de los fallecidos.

Descarga la aplicación

en google play en google play