Escúchenos en línea

Bajan 40 % homicidios en marzo en El Salvador

San Salvador. PL. | 31 de Marzo de 2012 a las 00:00

La Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador informó que el número de homicidios bajó 40 por ciento del primero al 29 de este mes en relación con febrero pasado.

De acuerdo con datos publicados hoy en la prensa, los asesinatos en ese período de marzo fueron 241 frente a los 402 del mes precedente.

Las estadísticas fueron confirmadas por el ministro de Justicia y Seguridad, David Munguía Payés, quien anunció que los informes sobre ese lamentable indicador serán proporcionados por él o el jefe de la PNC, Francisco Salinas.

Munguía Payés dijo que con la centralización buscan ser más certeros en los cálculos y evitar datos dispares que mandarían un mal mensaje generador de confusión y zozobra.

El informe de la PNC indica que a partir del nueve último, el promedio diario de homicidios descendió a seis, cuando en los dos primeros meses del año era de 14.

El descenso siguió a un entendimiento o tregua alcanzado entre los jefes de las dos mayores maras o pandillas, Salvatrucha y Barrio 18, con la mediación del obispo militar y policial, monseñor Fabio Colindres.

El presidente Mauricio Funes y Munguía Payés lo atribuyeron también a una mayor eficacia en los planes de combate a la delincuencia por parte de la PNC, una de las prioridades del gobierno.

El traslado de 30 jefes pandilleros, el 8 y 9 de este mes, de penales de máxima seguridad a otros de menor rigurosidad despertó suspicacias en la prensa sobre un presunto arreglo entre las autoridades y las maras.

No obstante, Funes, Munguía Payés, monseñor Colindres y los jefes de las pandillas negaron la existencia de negociaciones entre las partes para lograr la reducción de la violencia y la inseguridad.

El Presidente propuso el martes último construir un amplio acuerdo nacional que garantice la erradicación progresiva y definitiva de esos dos flagelos de la nación.

Funes se pronunció porque este "inicie con la atención inmediata de un problema social que está a la base del accionar delincuencial de las pandillas, que es la exclusión social y la falta de oportunidades de empleo, educación, salud, recreación para la juventud salvadoreña".

En especial -agregó- con la atención de la población juvenil que "habita en las zonas urbanas y rurales más pobres del país, que son las zonas de donde las pandillas se nutren".

 


Descarga la aplicación

en google play en google play