Escúchenos en línea

Narco guatemalteco sigue entorpeciendo extradición a EEUU

Ciudad Guatemala. PL. | 31 de Marzo de 2012 a las 00:00

Un connotado narcotraficante guatemalteco bloqueó por tercera vez el proceso seguido aquí para extraditarlo a Estados Unidos por reclamarlo la justicia.

Waldemar Lorenzana es sindicado como jefe de un clan familiar dedicado al trasiego de estupefacientes que controla el negocio ilícito en la región oriental de Guatemala, principalmente para enviarlos hacia territorio norteamericano.

Su defensa logró la suspensión de la más reciente audiencia para ver el caso cuando recusó a todo el tribunal tercero de sentencia penal actuante, pues sus integrantes dictaron anteriormente la orden de enviar a Estados Unidos a su hijo Elio.

Argumentó que por haber emitido ya los jueces opinión existe parcialidad, lo cual violenta el debido proceso afectando a este Lorenzana.

La fiscal a cargo calificó esa acción de intención de obstaculizar la diligencia y retardo malicioso de los defensores, porque las dos anteriores recusaciones fueron denegadas.

Por ello el tribunal rechazó el recurso al tomar en cuenta que no son idénticos hechos ni el mismo expediente para padre e hijo, pero de todas formas la audiencia fue suspendida.

De acuerdo con resultados de pesquisas divulgados, la familia Lorenzana fue uno de los grupos contratados en la década de 1990 y principios de la del 2000 por el guatemalteco Otto Herrera, quien encabezaba en esta nación al mexicano cártel del Golfo.

Waldemar y dos de sus hijos, junto con otras personas, se dedicaron al negocio de las drogas desde entonces con base en sus propiedades en el departamento centroriental de Zacapa bajo las órdenes de Herrera, quien ahora guarda prisión en Estados Unidos.

Tras seis intentos fallidos por capturar a El Patriarca -alias del jefe del grupo criminal-, en los cuales participaron agentes de la dirección antinarcóticos norteamericana, la Policía Nacional Civil lo detuvo el 26 de abril de 2011.

Cuando los efectivos llegaban al lugar de residencia y a empresas de su propiedad los buscados hacía poco habían escapado, lo cual las autoridades de entonces atribuyeron a alertas dadas a los delincuentes por supuestos cómplices en los organismos de seguridad.

Al jefe del clan familiar le atribuyen el envío de miles de toneladas de cocaína a territorio estadounidense desde 1999.

Según lo difundido sobre el modo de operar, la droga se enviaba por mar desde Colombia y entraba a El Salvador, desde allí era transportada en cargas de banano a Guatemala y los Lorenzana la distribuían para llevarla al principal mercado mundial de consumo.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play