Escúchenos en línea

Confirma recortes en el gobierno hondureño

Tegucigalpa. PL. | 2 de Abril de 2012 a las 00:00

Debido a la disminución de los ingresos, el Gobierno determinó aplicar recortes en el presupuesto de diferentes instituciones, informó este lunes el ministro hondureño de Finanzas, Héctor Guillén.

El miembro del Gabinete explicó que la disminución de los ingresos se originaron porque la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró inconstitucional lo recaudado a través de la reforma a la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR).

La CSJ adoptó esa decisión al considerar que el Gobierno cobró ese impuesto antes de emitirse un fallo judicial y por eso deberá reducir del Presupuesto mil 650 millones de lempiras (unos 86 millones 591 mil dólares) y reintegrarlo al empresariado.

Guillén aclaró que ese impuesto de apenas el uno por ciento era cobrado a 523 empresas que, para evadir el fisco, llevaban 10 años reportando supuestas pérdidas, a pesar de lo cual funcionaban normalmente y obtenían ganancias.

Explicó que el Gobierno tenía planificado para el 2012 recaudar mil 742 millones de lempiras (91 millones 419 mil 573 dólares) solo por la aplicación de ese uno por ciento que la CSJ declaró inconstitucional.

Dijo que la decisión de la CSJ, redujo los ingresos y afectó las finanzas del Estado, por lo que generará recortes en el presupuesto de instituciones que reciben transferencias constitucionales como la propia CSJ y el Ministerio Público (Fiscalía).

Añadió que también serán afectados otros organismos como la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y a las diferentes alcaldías e incluso a muchas se les notificó una reducción del nueve por ciento del presupuesto asignado.

Agregó que la medida es parte del paquete de decisiones que ha tomado el gobierno con el propósito de mejorar el gasto institucional, debido a que en muchas secretarías se sobrepasan más allá de sus presupuestos.

Aclaró que la presidencia ha ordenado mejorar el flujo de caja, mantener prioridades como el pago de salarios y atender las necesidades de los proveedores dentro de la capacidad existente.

Al comentar el fallo de la CSJ, el presidente hondureño, Porfirio Lobo, dijo la semana última que lo acatará, pero reducirá el gasto presupuestario y buscará otros mecanismos para controlar la evasión fiscal y mejorar los ingresos del Estado.

Precisó que las instituciones del Estado que reciban fondos del presupuesto, entre ellas la propia CSJ, deberán regresar al menos el tres por ciento de lo asignado para hacer el retorno de los fondos que serán devueltos al empresariado.

Dijo Lobo que trabaja con un equipo especial para mejorar los mecanismos que permitan detectar la evasión y defraudación fiscal y ejercer mayor control sobre las obligaciones económicas de la empresa privada.

En tanto Guillén informó que el Gabinete Económico de Honduras envió ayer a Washington, a la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI), el nuevo plan fiscal elaborado para lograr un acuerdo con ese organismo. Aseguró que el plan fiscal contesta a todas las incongruencias identificadas y el gobierno espera que en la reunión de ministros de Finanzas con personeros del FMI se pueda establecer un nuevo acuerdo por 18 meses para firmar en mayo próximo.

El FMI hizo la última revisión de las finanzas hondureñas en febrero pasado y emitió recomendaciones como revisar algunas metas en materia de recaudaciones y déficit fiscal.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play