Escúchenos en línea

Autoridades se niegan a aceptar que diputados asesinados eran narcos

Agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 29 de Marzo de 2007 a las 00:00
Las autoridades guatemaltecas que investigan el asesinato de tres diputados salvadoreños y su conductor en ese país descartaron este jueves en San Salvador que los mismos hayan tenido vínculos con narcotraficantes. El jefe de la Fiscalía de Delitos Contra la Vida de Guatemala, Álvaro Matus, dijo en una rueda de prensa que "nosotros descartamos la probabilidad de que este vehículo o que las personas que transportaban en este vehículo hayan tenido que ver con algo de narcotráfico, con algo de dólares, con algo de armas o de otro cualquier objeto ilícito que podrían transportar". Por su parte, el fiscal general guatemalteco, Juan Luis Florido, sostuvo que "los logros hasta el momento son bastantes, son importantes, y hemos podido, gracias a esos niveles de investigación, concluir en algo que era muy importante y es que los señores diputados de El Salvador, así como su chófer no tenían ninguna relación con estos hechos (narcotráfico)". Además dijo que en el asesinato de los parlamentarios "no hay indicios" de que hayan otros salvadoreños involucrados. Matus y Florido brindaron las declaraciones en una rueda de prensa luego de reunirse en San Salvador con el fiscal salvadoreño, Félix Garried Safie, el ministro de Seguridad y Justicia, René Figueroa, y el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Rodrigo Ávila. En un inicio la autoridades no descartaron como línea de investigación una posible relación de los parlamentarios con el narcotráfico ya que los policías acusados de la matanza declararon que buscaban un cargamento de droga o de dinero en el vehículo donde se transportaban las víctimas. Sin embargo, las autoridades recalcaron que la hipótesis queda descartada ya que las investigaciones han confirmado que los autores de la matanza habían equivocado a los funcionarios. Las autoridades informaron de que han acordado reunirse periódicamente para conocer sobre los avances de las investigaciones por lo que sostendrán otro encuentro dentro de dos semanas, sin especificar el lugar y la fecha exacta. Por su parte, Figueroa se mostró satisfecho con "los avances" que las autoridades guatemaltecas les presentaron en la reunión y afirmó que "el reto ahora es llegar hasta la intelectualidad, quién dio la orden y por qué la dio". El 19 de febrero pasado, los diputados salvadoreños ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen), William Pichinte, Eduardo D'Aubuisson y José Ramón González, así como el agente policial Gerardo Ramírez, fueron asesinados y sus cuerpos calcinados en un zona rural cercana a la carretera que de Guatemala conduce a El Salvador. Las autoridades capturaron a cuatro policías guatemaltecos que posteriormente fueron asesinados al interior de una cárcel de máxima seguridad, además han apresado a otras cinco personas relacionadas a una banda de narcotraficantes y que también participaron materialmente en la matanza. La reunión de las autoridades se dio previa a un acto de homenaje por los 40 días desde la muerte de los cuatro salvadoreños organizado por la gubernamental Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha), partido al que pertenecían. El acto se realizó en la sede central de ARENA, en San Salvador, y fue dirigido por el presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, ante la presencia de familiares y amigos de los fallecidos.

Descarga la aplicación

en google play en google play