Escúchenos en línea

Estudian medida para bajar el hacinamiento en cárceles hondureñas

Tegucigalpa. PL. | 7 de Abril de 2012 a las 00:00

Los jueces evalúan la conveniencia de poner en funcionamiento la figura de la preliberación para descongestionar las superpobladas cárceles hondureñas, indicaron este sábado fuentes del sector judicial.

La preliberación será aplicable cuando el reo ha cumplido la mayor parte de su pena privativa de libertad y deberá otorgarse por el director de Centros Penitenciarios, indicaron medios periodísticos.

Tal medida se aplicaría después de un previo estudio socioeconómico, aunque en la mayoría de las prisiones no existe el equipo técnico para realizar este tipo de actividades y por tanto habrá un atraso en la implementación, apuntó el sitio digital latribuna.hn.

Agregó que ese equipo debe estar conformado por un trabajador social, un psicólogo, un maestro y en algunos casos un siquiatra, aunque la fuente reconoció que el único existente actualmente en Honduras labora en la Penitenciaría Nacional.

El Estado hondureño admitió que en las 24 cárceles del país residen 12 mil 246 presos, cuatro mil más de lo permitido por su capacidad, recordó recientemente el Comisionado de Derechos Humanos, Ramón Custodio.

A ese hacinamiento se suma que por retardo en la aplicación de la justicia el 52,4 por ciento de las personas encarceladas no han sido sentenciadas y a la vez las prisiones carecen de medios para rehabilitar a los reos, añadió esa fuente.

La critica situación de las prisiones incluye inseguridad interna provocada por incendios y continuas riñas, agudizadas porque se permite la introducción en los recintos de armas, drogas y licores, precisó Custodio.

El estado de las cárceles hondureñas cobró actualidad el 14 de febrero último cuando murieron 360 reos y una visitante en un incendio ocurrido en el penal de Comayagua, 90 kilómetros al norte de esta capital.

Dos semanas después una revuelta y otro siniestro cobraron 13 víctimas letales más en el centro penal de la ciudad industrial de San Pedro Sula, a 240 kilómetros al norte de esta capital.

En esa mismo presidio habían muerto 107 presos en otro incendio ocurrido el 17 de mayo de 2004, pero desde entonces a la fecha las condiciones estructurales de ese recinto no fueron mejoradas, evocaron medios locales de prensa.

En las cárceles operan bandas de secuestradores, extorsionadores, sicarios y traficantes, que cada día controlan más este país, considerado por la ONU como el más violento del planeta, con 46 mil 450 homicidios desde el año 2000 al 2011.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play