Escúchenos en línea

Retoman discusión sobre acuerdo para erradicar violencia, en El Salvador

San Salvador. PL. | 9 de Abril de 2012 a las 00:00

Los salvadoreños retornarán este lunes a las ocupaciones cotidianas tras las vacaciones de Semana Santa y en la agenda nacional resalta la propuesta para alcanzar un acuerdo nacional para erradicar la violencia.

La iniciativa fue hecha pública el pasado día 2 por el presidente Mauricio Funes, quien anunció que concluido el período de descanso convocará a las fuerzas políticas y sociales para comenzar a construir el pacto.

De acuerdo con el mandatario, el acuerdo para resolver los problemas de la inseguridad y la violencia de las pandillas debe partir de la premisa de dar igualdad de oportunidades a todos.

Heredamos un país sin oportunidades, un modelo económico y social excluyente, una sociedad que expulsa a lo mejor de sus hijos y los envía a Estados Unidos o a Canadá a que encuentren allá las oportunidades de trabajo que aquí no encuentran, expresó.

Agregó que jóvenes que "no encuentran otra opción deciden incorporarse a una pandilla como la forma más fácil para obtener dinero y ayudar a sus familias".

Tenemos que terminar con las pandillas, pero tenemos que terminar sobre todo con las causas que generan a las pandillas, dijo.

La propuesta tiene como antecedente un entendimiento entre las dos mayores organizaciones criminales, las maras Salvatrucha y Barrio 18, divulgado el 9 de marzo último y el cual contó como facilitador a la iglesia católica.

Desde esa fecha, el número de homicidios, que promediaron 14 diarios en los dos primeros meses del año, sufrieron una abrupta disminución.

La tregua fue acompañada con el traslado de los principales jefes pandilleros a cárceles de menor rigurosidad, lo cual despertó suspicacias en algunos sectores sobre presuntas negociaciones del gobierno con las maras.

La versión fue desmentida por las autoridades, el obispo castrense Fabio Colindres, principal contacto entre los pandilleros, e incluso por estos.

Funes no relacionó el arreglo entre las pandillas con su iniciativa y recordó que los planes anteriores contra estas fracasaron por no contemplar la eliminación de las causas que le dan origen.

Apuntó que el país tiene la oportunidad de construir una sociedad que genere oportunidades para todos, especialmente para la juventud con igualdad, con justicia.

El objetivo -dijo-: "que nuestros hijos no tengan como única opción irse a otros países o caer en las garras de las pandillas para encontrar alguna oportunidad que esta sociedad no les ha podido brindar".

Aún no hay fechas oficiales para el inicio de las conversaciones o reuniones con vistas al acuerdo nacional, pero evidentemente el asunto tomará fuerza en la medida que transcurran los días.

En tanto, Funes ratificó que el gobierno continuará fortaleciendo la operatividad de las fuerzas de seguridad para desmontar las estructuras del crimen.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play