Escúchenos en línea

Berge prohíben marcha en favor del «anticristo»

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Guatemala. | 30 de Marzo de 2007 a las 00:00
Las autoridades guatemaltecas prohibieron que los seguidores de un puertorriqueño que dice ser "el anticristo" desfilen por las calles de esta capital, ya que aseguran que la práctica de su culto ofende a otras denominaciones. "No se ajusta al artículo 36 de la Constitución que manda el debido respeto a los fieles de otros credos", dijo hoy el asesor legal de la Gobernación Departamental de Guatemala, Edgar Cifuentes. La gobernación se basó en el hecho y las letras SSS (siglas de Salvo, Siempre Salvo) en sus antebrazos. El número 666 es, según la tradición cristiana, el número atribuído al anticristo o "la bestia", quien intentará suplantar a Jesucristo en los días antes del juicio final. Ademas, dijo Cifuentes, "nos preocupa que salgan en televisión destruyendo imágenes católicas". El pastor de ese culto en Guatemala, Jorge Batres, lamentó la decisión de gobernación aunque no aclaró si harán o no la marcha. "Estoy sujeto a mi obispo y a mi profeta y ellos serán quienes decidan si vamos o no", dijo al referirse a que aún hay posibilidad que los seguidores del puertorriqueño José Luis de Jesús Miranda puedan desfilar por un exclusivo sector en el sur de esta captial. En Guatemala, ese culto tiene 12 sedes en varias ciudades del país. Los organizadores esperan que de 300 a 2 mil 500 seguidores se presenten. Mientras que en otros 35 países está previsto que los fieles de Creciendo en Gracia salgan a las calles a proclamar a su doctrina. Según Batres, ellos no son una secta diabólica. "Aunque eso tampoco sería un delito", reconoció. Son, en cambio, una iglesia surgida en Puerto Rico que en 1989 se trasladó a Estados Unidos y predica un evangelio que según Batres, está basado en las enseñanzas del apostol cristiano Pablo. "Toleradme un poco de locura... para los demás esto es indicio de perdición pero para nosotros es salvación", dijo Batres al parafrasear el citado evangelio. La gobernación de Guatemala se basó en la avalancha de críticas que diversos pastores evangélicos y sacerdotes católicos han hecho al movimiento abanderado por el anticristo puertorriqueño. Aunque Batres dice que su religión busca demostrar que "el único mediador entre Dios y los hombres es Jesucristo Hombre (Miranda)", sus detractores acusan a Creciendo en Gracia de ser una secta que se aprovecha de la fe de sus seguidores para recibir hasta el 40 por ciento del salario de estos a través de las "siembras", una práctica de contribuciones similar al diezmo que hacen las iglesias evangélicas. Este culto tiene planificado hacer su convención mundial a finales de abril en Guatemala.

Descarga la aplicación

en google play en google play