Escúchenos en línea

Congreso de Guatemala define agenda 2012

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 16 de Abril de 2012 a las 00:00

El Congreso de Guatemala inicia este lunes una fase definitoria de trabajo, pues en menos de un mes entrará en receso y hasta agosto los diputados disfrutaran de vacaciones a pesar de tener muchos asuntos pendientes.

Acabada de cumplir tres meses la actual legislatura ha sido en extremo improductiva en cuanto a las labores normales y acumula unos 60 días de parálisis por una interpelación que no avanza, en este caso al ministro de Finanzas Públicas, Pavel Centeno.

La bancada de Libertad Democrática Renovada (Lider) la inició el pasado 16 de febrero y ha transitado por diversas situaciones que mantienen detenida la agenda del órgano.

La más significativa ocurrió el 20 de marzo cuando Centeno renunció al cargo al aducir que era objeto de una manipulación política para entorpecer el trabajo parlamentario.

Con ello salía exonerado de proseguir la interpelación, pero el presidente Otto Pérez Molina no aceptó su dimisión, continuó al frente de la cartera y ahora enfrentará otra vez a los congresistas opositores de Lider.

A partir de entonces los representantes del poder Legislativo dejaron de realizar sesiones plenarias, pues la suspensión del interrogatorio al ministro presuponía una ilegalidad, aunque todo se resolvió después con el retorno de aquel a sus funciones.

Pero igual, los diputados no volvieron a reunirse en pleno y antes del inicio de la semana santa, el 1 de abril, se tomaron el descanso.

Jornadas atrás parecía que continuaría el interrogatorio, pero entonces Lider exigía reanudarlo en la fase de repreguntas mientras el gubernamental Partido Patriota insistió en hacerlo ya en la de debates, lo cual volvió a entrampar el trabajo.

Tal vez mañana pueda volver al recinto el ministro y en dos sesiones, como aseguró el bloque interpelante, concluya ese proceso, que por ley no permite realizar ningún otro debate en plenarias.

A partir del 14 de enero, cuando fueron juramentados los diputados nuevos y los reelectos, sus acciones tomaron una rapidez un tanto inusitada al aprobar varias propuestas enviadas por el Gobierno, una de ellas la del llamado pacto fiscal.

Sin embargo, en sus tres meses de funciones los congresistas apenas decidieron sobre 10 decretos y tienen pendientes varios más de relevancia.

Entre esos destacan unos préstamos internacionales que ahora corren peligro de ser retirados al vencerse los plazos establecidos por quienes los otorgaron.

Aún así, los partidos representados en el órgano legislativo siguen enfrascados en sus discusiones, estériles hasta ahora.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play