Escúchenos en línea

Semana de ntensas negociaciones en parlamento de El Salvador

San Salvador. PL. | 21 de Abril de 2012 a las 00:00

Las intensas negociaciones en el parlamento para elegir magistrados de la Corte Suprema de Justicia y el fiscal general y la proclamación del quinto municipio libre de analfabetismo resaltaron esta semana en El Salvador.

Paralelamente, el presidente Mauricio Funes confirmó el inicio la semana entrante de un diálogo a fin de lograr un gran acuerdo nacional para buscar la erradicación definitiva de la inseguridad y el pandillerismo en el país.

En la Asamblea Legislativa dos subcomisiones de la Comisión Política entrevistaron a los 30 propuestos a ocupar cinco plazas de magistrados en el máximo tribunal, cuyos períodos de nueve años vencen en junio próximo.

También sometieron a escrutinio a 47 aspirantes a sustituir al Fiscal General de la República, Romeo Barahona, propuestos por el Consejo de la Judicatura y ganadores de elecciones en el Colegio de Abogados.

El proceso se desarrolló en medio de la oposición de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que reclama esas designaciones sean hechas por la próxima Legislatura, que asume el 1 de mayo y en la cual cuenta con la mayor bancada.

La última plenaria de la actual legislatura fue adelantada para el martes venidero, y no se descarta se declare en sesión permanente para definir la elección de los magistrados y el fiscal.

En tanto, el municipio de Masahuat, en el nororiente montañoso del país, fue proclamado como el quinto libre de analfabetismo de la nación y el primero de los gobernados por un partido opositor, Concertación Nacional.

En un acto en la plaza central del poblado, el vicepresidente Salvador Sánchez Cerén, ministro ad-honorem de Educación, destacó que desde el inicio del programa, en marzo de 2010, más de 100 mil personas han sido liberadas de la ignorancia.

El primer municipio en obtener esa condición en el Salvador fue Comacarán, del oriental departamento de San Miguel, el 19 de diciembre pasado, y luego siguieron San Francisco Lempa y Azacualpa, ambos en el norteño Chalatenango, y Jocoaitique, del nororiental Morazán.

El presidente Funes confirmó el jueves haber enviado una misiva a partidos políticos, agrupaciones sindicales, sociales, gremios empresariales y universidades sobre el inicio del diálogo para un acuerdo nacional contra la violencia.

En esa carta apelo a la solidaridad y contribución de los liderazgos del país para establecer un programa de largo aliento que siente las definitivas bases de la pacificación de El Salvador, dijo.

Señaló como un objetivo atender de manera inmediata la exclusión social y la falta de oportunidades, un problema social que -precisó- está a la base del accionar delincuencial de las pandillas o maras.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play