Escúchenos en línea

Panamá pide a Italia a aclarar acusaciones contra Martinelli

Roma. La Estrella. | 24 de Abril de 2012 a las 00:00

El canciller interino de Panamá, José Raúl Mulino, solicitó este martes a las autoridades italianas en Roma que aclaren oficialmente que "no hubo corrupción ni sobornos" al presidente panameño Ricardo Martinelli en los contratos firmados entre los dos países.

"Vine a pedir a las autoridades de Italia que aclaren que no hubo corrupción ni sobornos en los contratos con el conglomerado público Finmeccanica y que no hubo helicópteros construidos para el presidente", afirmó Mulino, representante especial del presidente de Panamá y ministro de Seguridad Pública, durante una rueda de prensa en la capital italiana.

Mulino, abogado y veterano diplomático que realiza una visita relámpago de un día a Italia, se entrevistó durante más de una hora en la sede de la cancillería italiana con Luigi Macotta, director para América Latina, al que comunicó "la incomodidad y el desprestigio" que generan las acusaciones de presuntos sobornos al presidente panameño y varios funcionarios de ese país.

"Venimos a reivindicar y limpiar nuestro nombre", afirmó Mulino, quien confirmó la firma en el 2010 de un contrato por unos 200 millones de dólares con el gigante italiano Finmeccanica, el segundo mayor grupo industrial público de la península, experto en sectores como aeronáutica, electrónica de defensa, energía y transporte.

"Es importante aclarar todo esto. Italia era la contraparte de un acuerdo de Estado a Estado que busca implementar, como bien lo dice el acuerdo, con empresas italianas contratos relativos en temas de seguridad en Panamá y ampliar así el trabajo que Panamá está realizando en Centroamérica para la lucha contra el narcotráfico", declaró.

El pasado 17 de abril, el exdirector del diario italiano Avanti y empresario Valter Lavitola fue detenido en Italia bajo acusaciones de corrupción y soborno al exprimer ministro Silvio Berlusconi y al presidente panameño Ricardo Martinelli.

Según fuentes judiciales italianas, Lavitola se habría presentado como "intermediario" del presidente de Panamá para realizar "negociaciones ilícitas" en ese país, entre ellas la construcción de varias cárceles.

De acuerdo con estas fuentes, Lavitola y sus socios panameños, entre ellos Francisco Martinelli, primo del presidente, recibieron del gobierno panameño la licitación para las cárceles, tras prometer 28 millones de dólares y un helicóptero valorado en ocho millones al presidente.

En un comunicado oficial divulgado el pasado 18 de abril, Finmeccanica aseguró que "no se han pagado, ni prometido coima alguna -- en efectivo o como bien físico, helicóptero u otros-- a Valter Lavitola, al gobierno de Panamá o a otros intermediarios".

El caso ha generado duras reacciones en Panamá, que no descarta iniciar acciones legales contra Lavitola.

"Lavitola llegó de la mano de Silvio Berlusconi a Panamá, quien lo presentó como su representante en las negociaciones", afirmó Mulino.

El representante de Panamá advirtió también que su país está dispuesto a "evaluar de nuevo" los contratos con Finmeccanica, los cuales "podrían ser anulados".

El conglomerado italiano firmó contratos para la venta de "6 helicópteros, 19 radares y un mapa digital", declaró Mulino, quien precisó que los radares ya se encuentran en funcionamiento en Panamá.Por su parte Finmeccanica, en el comunicado de la semana pasada, subrayó que la entrega de "cinco helicópteros a través de Agusta Westland no ha sido realizada debido a que aún están en producción".

El enviado panameño desmintió también que firmas italianas hayan obtenido contratos para la construcción de cárceles en Panamá ya que, según él, no hubo acuerdo por "falta de recursos". "Por mucho menos dinero se están construyendo esas cárceles", subrayó.

El representante de Martinelli reconoció que Italia debe respetar la independencia de su magistratura, por lo que no puede interferir en la investigación judicial abierta contra Lavitola y contó que dos fiscales panameños viajaron la semana pasada a la península para seguir el caso.

Mulino admitió que Panamá "trataba con deferencia" a Lavitola, acusado también de desvío ilegal de fondos y corrupción internacional, ya que había sido "al artífice de varios acuerdos entre Italia y Panamá", como el de "la doble tributación", así como el de "la donación de 6 lanchas patrulleras". "En Panamá no hay solicitud alguna de Interpol ni de nadie contra Lavitola", recalcó.

El administrador delegado de Finmeccanica, Giuseppe Orsi, fue acusado -por el mismo tribunal de Nápoles que investiga a Lavitola- de corrupción internacional en un caso de venta de 12 helicópteros a India, informó este martes la prensa italiana.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play