Escúchenos en línea

TLC debe ser aprobado por Constituyente, dice jurista costarricense

Por Gerardo Sáenz Valverde, diario Extra de Costa Rica. | 2 de Abril de 2007 a las 00:00
El jurista Jorge Enrique Romero afirmó que el TLC con Estados Unidos debe aprobarse con 43 votos y una Asamblea Nacional Constituyente convocada al efecto, como lo establece el artículo 7 párrafo segundo de la Carta Magna de Costa Rica. Romero Pérez, autor del libro "Tratado de Libre Comercio", dijo que el TLC con Estados Unidos está por encima de la Constitución Política, lo cual es muy perjudicial porque las aguas internacionales pasarían a dominio de los Estados Unidos. Para Romero Pérez, la Sala Cuarta de la Corte Suprema de Justicia –ante la cual hay un recurso contra el TLC– debe señalar que para votar el tratado, debe aplicarse el artículo 7 el cual establece que un acuerdo que violente el territorio o altere la organización política del país necesita 43 votos en la Asamblea Legislativa y una Asamblea Nacional Constituyente con mayoría reforzada. En la Sala hay que pelear que se necesitan las dos Asambleas para votar el TLC. "Los convenios internacionales están por encima de la Constitución Política. El ex magistrado de la Sala Cuarta, Rodolfo Piza Escalante dijo en 1990 en el voto 282-90, que los convenios estaban por encima de las leyes y que todas las leyes que contradijeran un convenio o un tratado quedaba inmediatamente derogadas. Por ejemplo, si se aprueba el TLC, la ley de monopolios de seguros del INS, queda automáticamente derogada. Explicó el jurista que en el laudo arbitral sobre el préstamo italiano para la construcción de un dique seco en Caldera, uno de los árbitros, fue el embajador de Costa Rica en Italia, Rubén Hernández Valle. "El Gobierno encomendó al presidente del INCOP, Rodrigo Arauz Bonilla negociar el convenio. El préstamo no se ejecutó, Guillermo Constenla, quien fungía como ministro de Obras Públicas y Transportes lo detuvo. En 1998 hay una sentencia arbitral, en la cláusula 27 se dice que el derecho internacional está por encima del derecho interno", aseguró Romero. Señaló el experto en Derecho Internacional, que cuando lleven a nuestro país a un juicio arbitral internacional, los árbitros para resolver van a usar el TLC y las cartas adjuntas, no van a usar la Constitución Política. Esdecir, la Carta Magna cede ante el Derecho internacional. La publicidad del Comex es falsa para calmar el avispero. También lo establece el artículo 27 del Convenio de Viena sobre tratados, del cual Costa Rica es signataria. "Otro hecho histórico en relación con los convenios y tratados internacionales se estableció en el Laudo Cleveland, cuando el Gobierno de Nicaragua adujo que la Constitución de ese país estaba por encima de los convenios internacionales y que el convenio de fronteras es de menos fuerza y no se aplica. Costa Rica argumentó lo contrario, ya que dijo que el convenio sí se aplica porque tiene internacionalmente más fuerza que la Constitución de Nicaragua", puntualizó Romero.

Mar patrimonial

Según Romero, Estados Unidos afirma que el territorio de ellos es cualquier zona que esté más allá del mar territorial, eso significa que todo el mar del mundo es de ellos. El mar territorial son 12 millas náuticas, dice la Constitución Política de Estados Unidos. "Yo lo manifesté en la Comisión de Asuntos Internacionales, pero nadie me hizo caso. Cómo es posible que esta disposición se encuentre en el acuerdo comercial y nadie lo discute. Esta es una violación al territorio costarricense artículo 7 párrafo 2 de la Carta Magna y al Estado Social de Derecho. Estados Unidos no es parte de la Convención del Derecho del Mar, porque no acepta que los países tengan 12 millas náuticas", indicó Jorge Enrique Romero. El artículo 48 de la ley de enriquecimiento ilícito dice que no se puede legislar en beneficio propio, pero la mayoría de los diputados cuando envían a consulta la ley a la Sala Cuarta, afirman que el artículo 110 de la Constitución Política, se establece que los diputados son irresponsables por sus opiniones y que el voto es la manifestación de una opinión, en ese sentido, el artículo 48 es inconstitucional, porque no puede haber una sanción a un diputado por ejercer el voto. "De 1848 a 1948 todas las Constituciones dicen que los diputados son irresponsables por las opiniones y los votos. En la Constitución de 1949, los diputados constituyentes dijeron que eran unos irresponsables los 27 diputados que votaron anulando las elecciones de Ulate, para favorecer a Calderón Guardia, pero decía la Constitución de 1948, que los diputados eran irresponsables por los votos y las opiniones, por ese motivo, los diputados del 49 eliminaron los votos y dijeron que solo son irresponsables por las opiniones", refirió. Comentó el abogado Jorge Enrique Romero, que las diputadas Evita Arguedas y Mayi Antillón, no pueden votar ni participar en los debates sobre el convenio comercial. El artículo 48 de la Ley de Enriquecimiento está en vigencia, hay un error gramatical, los constituyentes eliminaron los votos como manifestación de irresponsabilidad de los diputados. Eso será planteado ante la Sala. "Si el TLC no es aprobado, el Gobierno tendría la potestad de renegociarlo con Estados Unidos, porque las cláusulas que causan perjuicio para Costa Rica son mínimas. Con el TLC Costa Rica exporta a Centro América $900 millones pero si el TLC funciona en los 5 países, Costa Rica pierde el 40% de las exportaciones, es decir $400 millones de pérdidas. También al bajar los aranceles, el país perdería cerca de ¢40 mil millones por ese rubro", sostuvo. Para Romero Pérez, el convenio será aprobado con 38 votos, sin embargo, debe ir a consulta a la Sala Cuarta, en donde los opositores al convenio van a argumentar una serie de cosas y la Sala no sabemos que va a decir. El artículo 41 bis dijo la Sala, no se podía aplicar en el TLC porque era un asunto muy complejo el cual debía de ser más estudiado, por lo que las mociones que fueron rechazadas tuvieron que volver a ser consideradas y comenzarse de nuevo todo el proceso.

Renegociar tratado

"Considero que el TLC con Estados Unidos, como todo contrato entre las partes puede haber un contrato muy leonino en donde una parte se come a la otra o puede haber cláusulas que sean perjudiciales a la otra parte. Si las dos partes se sientan a negociar, es porque quieren regular el comercio, las relaciones financieras, pero puede ocurrir que hayan cláusulas contractuales que son más perjudiciales para un país. Este país que está saliendo perjudicado manifiesta que no está conforme con esas cláusulas, que hay que redactarlas de otra manera, que hay que renegociar estos aspectos. La discusión se ha centrado en tres temas, los seguros, las telecomunicaciones y la propiedad intelectual", señaló Romero Pérez. Añadió que lo que sucede aquí es que la apertura tan abierta perjudica a la agricultura por los subsidios tan grandes que brinda Estados Unidos a sus agricultores. "Actualmente, las cláusulas sobre seguros, telecomunicaciones y propiedad intelectual son leoninas. Por ejemplo, en propiedad intelectual, Costa Rica está obligada a aportar 12 convenios más, como por ejemplo el de marcas, el de especies vegetales y éstos tienen que ser aprobados por la Asamblea Legislativa. Estados Unidos dice que para certificar o aprobar la entrada en vigencia del convenio por parte de los países de Centro América, Washington debe brindar la garantía de que el TLC puede entrar en vigencia cuando cada país de Centro América haya promulgado leyes para adaptarse al TLC en seguros, propiedad intelectual, etc, y mientras esas leyes no hayan sido promulgadas por la Asamblea Legislativa, Estados Unidos no le da el visto bueno al convenio", advirtió el abogado. Explicó que los empresarios que venden productos genéricos y agroquímicos y conocen la letra menuda de estos convenios comerciales, saben que la aplicación de esas cláusulas en la agricultura y en las otras ramas de propiedad intelectual, los va a perjudicar en lo que son medicamentos genéricos. La Caja en su mayoría brinda productos genéricos. "La oposición ciega al convenio es una estupidez. Hay cláusulas que deben ser renegociadas porque son perjudiciales para el país. El convenio fue mal negociado, pero resultó beneficioso para transnacionales e industriales, y perjudicial para la gran mayoría de los costarricenses. De acuerdo a la Constitución Política y lo que ha dicho la Sala Cuarta, los convenios solo pueden ser aprobados e improbados, no pueden ser modificados. La Sala Cuarta ha dicho que se permite aclaraciones de interpretación si hay alguna laguna en el documento, se ponen unas notas pero éstas solo sirven en Costa Rica, en un panel internacional estas notas no valen. En cambio, las cartas adjuntas de telefonía e inversiones que firmaron Alberto Trejos y Robert Zoellick de Estados Unidos, en un panel internacional, tendrán todo el efecto jurídico del caso", finalizó Romero Pérez.

Descarga la aplicación

en google play en google play