Escúchenos en línea

Inician en Costa Rica cultivos de «cereza de Barbados»

Diario Extra, 2 de abril de 2007 | 2 de Abril de 2007 a las 00:00
Los agricultores puntarenenses y guanacastecos tienen una nueva opción para cultivar, se trata de la acerola, una fruta similar a la cereza que ha dado buenos resultados en países como Brasil por su alta productividad. Los técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) desarrollan en Lepanto, Puntarenas, este novedoso proyecto que beneficiará a las 25 familias de los agricultores de la Asociación de Fruticultores de Lepanto. Esta fruta también es conocida como cereza de Barbados, tiene un alto contenido de vitamina C y sus cualidades la convierten en un excelente antioxidante. La acerola también es rica en carotenos, contiene nutrientes tales como magnesio, vitaminas B1 y B2, niacina, ácido pantoténico y potasio. "Aunque es más pequeña que una naranja, tiene 40 veces más vitamina C que este cítrico", explicó el ingeniero del INTA Iván Calvo, quien está al frente de los nuevos proyectos de investigación en frutales alternativos, en conjunto con la Fundación para el Fomento y Promoción de la Investigación y Transferencia Agropecuaria en Costa Rica y el Programa de Frutales no Tradicionales del Ministerio de Producción. Los técnicos evaluaron primeramente 120 materiales de acerola, provenientes de Brasil, los tres mejores que se obtuvieron actualmente se reproducen para sembrarlos en dos fincas de productores de la zona de Jicaral y medir los resultados que se obtienen en cuanto a producción. "Este es un cultivo alternativo, que viene a darles nuevas opciones a los agricultores de la zona para evitar que por falta de oportunidades deban emigrar hacia la capital a engrosar los anillos de pobreza", detalló Calvo. Con este proyecto del INTA, Costa Rica se convierte en el primer país centroamericano en cultivar la acerola, producto que en Brasil ha logrado una productividad de hasta 60 toneladas por hectárea. Este cultivo ofrece muchas alternativas, ya que no solo se consume como fruta fresca sino también en mermeladas y hasta tiene propiedades farmacéuticas, por eso abre un abanico de posibilidades para los agricultores de Puntarenas, región donde el empleo es escaso.

Descarga la aplicación

en google play en google play