Escúchenos en línea

Arena sabe endeudar a El Salvador, pero no hay política de endeudamiento

Diario Co Latino, de El Salvador. | 2 de Abril de 2007 a las 00:00
El país no tiene una política de financiamiento para el desarrollo ni una estrategia coherente de endeudamiento público, coinciden el diputado Gerson Martínez, el investigador Francisco Lazo y el funcionario del PNUD, Carlos Acevedo. En el foro "Financiamiento para el desarrollo y endeudamiento público", realizado por la Fundación Friedrich Ebert Stiftung (FES), los tres ponentes criticaron la estrategia de endeudamiento de los sucesivos gobiernos de ARENA. "En El Salvador existe una política de ‘endeudarse’, pero no una política de endeudamiento", señaló Acevedo, para quien la política de endeudamiento público debe estar amarrada a un proyecto de desarrollo nacional incluyente de todos los sectores. Para el coordinador adjunto del Informe de Desarrollo Humano del PNUD, en el país falta planificación estratégica porque los gobiernos han tenido una visión ‘cortoplacista’. "Nunca ha existido una visión de largo plazo", indicó. Acevedo planteó que el financiamiento al desarrollo pasa por un pacto fiscal concertado. "El pacto fiscal es inexorable para la gobernabilidad y la viabilidad del país en el largo plazo, por lo que debe hacerse más temprano que tarde", consideró. El funcionario de las Naciones Unidas afirmó que el incremento en la recaudación tributaria reportado por el Ejecutivo no es suficiente y que no se debe confiar en el ‘aceptable’ nivel de endeudamiento, porque éste depende del crecimiento del PIB. Francisco Lazo criticó que algunos préstamos sean utilizados para cubrir gastos corrientes, burocracia y pago de deuda. "Los préstamos deben utilizarse para proyectos de desarrollo y para obras que son autofinanciables", indicó el economista de la UCA. "También, la Constitución de la República, en el artículo 148, establece que los préstamos internacionales son para necesidades urgentes y situaciones de emergencias, que deberán detallarse como destino de los fondos", recordó el investigador. El académico criticó las intenciones del Ejecutivo y ARENA de eliminar los 56 votos en el Congreso para la ratificación de los créditos. "La mayoría calificada debe mantenerse", aseveró, y recomendó al gobierno buscar los consensos necesarios. Para Lazo, el peor gobierno de ARENA –por su actitud frente al endeudamiento– fue el de Francisco Flores, quien dejó al país con un nivel de endeudamiento arriba del 48% del PIB. "La mayor parte de ese endeudamiento fue improductivo", señaló. El investigador criticó que los préstamos hayan sido los mecanismos de presión para aplicación de las políticas neoliberales. "Los programas de ajuste estructural fueron las condicionantes en dos préstamos que no alcanzaban los $100 millones", afirmó. "En el proyecto de decreto de esos dos préstamos, aprobados a principio de los noventa, venían calendarizados los vergonzosos compromisos que el gobierno debía cumplir: la venta de la banca, las privatizaciones y los despidos de empleados públicos", agregó. El legislador Gerson Martínez argumentó que el endeudamiento no es malo en sí mismo, sino que lo es cuando no se destina a financiar el desarrollo, genera corrupción y cuando recursos para la inversión social se usan para pagar la deuda. El parlamentario del FMLN se refirió a la evasión de impuestos, la política tributaria regresiva y los malos manejos financieros de los gobiernos de ARENA. "Estos gobiernos no han tenido un horizonte de desarrollo del país", criticó. Para el diputado de izquierda, la aprobación de más préstamos requiere conocer el estado real de las finanzas públicas, realizar las obras pendientes y devolver el ‘dinero robado’; así como del establecimiento de una reforma fiscal progresiva y un programa anticorrupción.

Descarga la aplicación

en google play en google play