Escúchenos en línea

Inicia receso en Parlamento de Panamá con lucha de poderes

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 2 de Mayo de 2012 a las 00:00

El receso de la Asamblea Nacional de Panamá comenzó este miércoles en medio de una abierta lucha entre diputados de Cambio Democrático (CD) que aspiran a presidirla a partir del próximo 1 de julio.

Lo cierto es que la lucha de poder revela que el transfuguismo político no es un monolito como se pretende hacer creer y que las aspiraciones personales dejan al descubierto resquicios entre los grupos superpuestos que componen la bancada oficialista.

Por ahora nueve diputados de esa tolda ambicionan la presidencia para el periodo que inicia dentro de dos meses, y el que sea ungido tiene la ventaja de contar con las 41 boletas de CD, de las 71 del órgano legislativo, por lo que la elección es segura.

Entre los candidatos que más hacen sentir sus voces están Marcos González, actual vicepresidente; y Sergio Gálvez, un diputado criticado por su forma de actuar que gusta presentarse como muy allegado al presidente, Ricardo Martinelli.

Ambos aseguran que les están serruchando el piso aún cuando ese tipo de "carpinteros" es habitual en cualquier lugar del universo. Marilyn Vallarino, una de las dos mujeres candidatas, acusó a González de estar ofreciendo contratos a cambio de los votos.

Estos son los prolegómenos del asunto pues la bancada ni la dirigencia del CD se han reunido para determinar la manera en que se escogería el candidato que postularían. Dana Castañeda, la otra fémina, piensa que después de la campaña y elección del aspirante, la bancada saldrá fortalecida.

El presidente saliente de la Asamblea, Héctor Aparicio, al parecer no tiene muchos deseos de seguir al frente de ésta, y aunque ha recibido muchas críticas de la oposición por los atrasos en temas como las reformas electorales, defendió su gestión y la catalogó de positiva.

En realidad, su elección el 1 de julio de 2011 fue el inicio del resquebrajamiento de la Alianza por el Cambio con el Partido Panameñista y el inicio de una estampida de diputados de este último, que todavía se mantiene pues 10 de 20 legisladores han saltado de ese colectivo al CD.

Ellos, más nueve tránsfugas del Partido Revolucionario Democrático, permitieron al oficialismo armar una bancada mayoritaria muy holgada jamás soñada en las urnas y dominar casi en forma absoluta la Asamblea.

Por esa circunstancia se le achaca al gobierno toda la responsabilidad de lo que ocurra en el parlamento unicameral, incluidos atrasos en asuntos vitales como las reformas electorales, y la poca productividad legislativa.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play