Escúchenos en línea

Pandillas salvadoreñas amplían tregua a las escuelas

San Salvador. Agencia PL. | 3 de Mayo de 2012 a las 00:00

La inédita tregua entre las dos mayores pandillas o maras de El Salvador tuvo un segundo gesto: declarar las escuelas zonas de paz, según anunciaron jefes de esas bandas.

La decisión fue confirmada en un bien elaborado comunicado de seis puntos de la Mara Salvatrucha (MS), dado a conocer la víspera en conferencia de prensa en el penal de Quezaltepeque, 25 kilómetros al noroeste de la capital.

El entendimiento, entre la MS y la Mara 18 (M18), saltó a la luz pública el 9 de marzo pasado y fue alcanzado con la mediación del obispo castrense, Fabio Colindres, y el ex diputado e historiador Raúl Mijango.

Desde las prisiones, los jefes de las dos bandas ordenaron el cese de la guerra entre sí, tras lo cual el índice de homicidios, con promedio diario de 14 en enero y febrero pasados, bajó en 55 por ciento.

Uno de los voceros de los pandilleros, Víctor Cerón, aseguró que ese hecho confirma la posición de los mareros de que pueden "ser parte de la solución del más grave problema que agobia a la población", según sus palabras.

Hemos considerado hacer un segundo gesto de buena voluntad, el cual consiste en declarar a todos los centros escolares del país, públicos y privados, zonas de paz, es decir, que ya no son considerados como sitios de disputa territorial, anunció Cerón.

El compromiso implica cesar de inmediato el reclutamiento forzoso de estudiantes y otras personas para integrarlos a las pandillas y dar tranquilidad así a padres, maestros y alumnos, aseguraron los pandilleros.

El presidente Mauricio Funes afirmó ayer que las autoridades estiman que el número de miembros de las pandillas supera los 25 mil, de quienes unos 10 mil se encuentran cumpliendo penas de cárcel.

Funes comenzó la víspera un proceso de consultas con el propósito de lograr un acuerdo nacional que permita la erradicación progresiva y definitiva de la violencia delincuencial, uno de los mayores problemas de la nación.

El mandatario explicó que la base del arreglo es eliminar las causas del problema, que las señaló en las faltas de oportunidades de empleo y superación de la juventud, principalmente en zonas marginales.

Explicó que la represión no es suficiente porque solo puede contener temporalmente a la delincuencia, por lo cual planteó un programa con cuatro medidas preventivas para buscar empleo digno y facilidades de superación a los jóvenes, sobre todo en las zonas de pobreza.

Añadió que el combate al crimen organizado no se detendrá, al desmentir que el gobierno haya participado en negociaciones con las pandillas para lograr la tregua.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play