Escúchenos en línea

Reclamos laborales, en primeras planas de medios en Guatemala

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 5 de Mayo de 2012 a las 00:00

Después de celebrar en varios escenarios del país con múltiples reclamos el Día Internacional de los Trabajadores, sobre pobladores guatemaltecos recayó esta semana una nueva declaratoria de estado de sitio.

Miles de afiliados a sindicatos, pero también a una gama casi incontable de organizaciones de todo tipo, desde las de empleados públicos a las de campesinos, manifestaron el 1 de mayo sus descontentos con la situación de la ciudadanía en general.

Los escasos salarios y la carestía galopante de la vida, la explotación sin freno del trabajo infantil o las trabas al desenvolvimiento de las mujeres en los puestos laborales estuvieron entre lo rechazado en la jornada.

Cifras oficiales difundidas con motivo de la conmemoración indican que el 70 por ciento de las empresas radicadas en Guatemala incumple las leyes laborales y una idéntica proporción de los trabajadores se desenvuelve en condiciones precarias.

Además, de acuerdo con el Ministerio de Trabajo y Previsión Social, en siete de cada 10 entidades se violan las regulaciones establecidas en favor de los derechos de sus empleados.

Sin apagarse aún los ecos de esas manifestaciones, el Gobierno decretó estado de sitio en una localidad por la ocurrencia de disturbios, incitados según las autoridades por grupos del crimen organizado y principalmente del narcotráfico.

Cientos de efectivos del Ejército y la Policía fueron enviados con urgencia a Santa Cruz Barillas, noroccidental departamento de Huehuetenango, para restablecer el orden tras los incidentes que provocaron al menos un muerto.

Rápidamente tomaron el control y comenzaron operaciones en busca de quienes son señalados como principales incitadores de más de 200 habitantes del municipio de igual nombre.

A pesar de la versión dada por el presidente Otto Pérez Molina sobre el componente delincuencial entre los organizadores de la revuelta, primeramente se dijo que ésta provino del rechazo a la construcción de una hidroeléctrica en la zona.

Son habituales las protestas en Guatemala por la instalación de plantas de ese tipo y la presencia de explotación minera en tierras usurpadas para ello al campesinado, cuya gran mayoría es indígena y como tal reclama su propiedad ancestral.

Esta es la tercera vez en decretarse esa condición en los últimos años, las dos anteriores por el gobierno de Alvaro Colom (2008-2012) en los departamentos de Petén y Alta Verapaz para retomar la gobernabilidad perdida frente a los traficantes de drogas.

En otro ámbito lo más relevante seguido en estos días por los guatemaltecos es el desarrollo de una liguilla para completar el cuadro de semifinalistas en el torneo Clausura en la Liga Nacional de fútbol.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play