Escúchenos en línea

Salvadoreña adoptada en EEUU se reencuentra con padres después de 24 años

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 3 de Abril de 2007 a las 00:00
La salvadoreña María Lorena Sáenz (ahora llamada Suzanne Berghaus), se reencontró este martes con sus padres biológicos en una población del este del país, poniendo fin a 24 años de desaparición forzada, tras ser secuestrada por militares y entregada en adopción a una familia de Estados Unidos. María Lorena, que nació el 10 de diciembre de 1980, logró reencontrarse con sus padres María Venancia Sáenz (64) y Valentín Argueta (73), en una comunidad rural de Cacaopera, departamento de Morazan, 178 km al noreste de San Salvador. La familia Sáenz-Argueta vivía en el caserío El Zapotal, en la jurisdicción de Joateca, pero debido a los sangrientos combates entre efectivos del ejército y de la entonces guerrilla izquierdista, se vieron obligados a huir al poblado de Osicala, siempre en el departamento de Morazán. "Para la guerra, era tremendo, no se podía trabajar, había enfrentamientos todos los días, nosotros andábamos con ocho niños. Andábamos de un lugar a otro", comentó María Venancia Sáenz. En febrero de 1982, llegó un día a la comunidad donde habían construido una vivienda provisional un oficial del Ejército gubernamental y le ordenó a la familia que entregara a la niña, recuerda la otrora angustiada madre. "Ese oficial se llevó a otros niños", contó. Y desde entonces María Venancia recuerda que "le pidió a Dios" volver a ver a su hija. En agosto 1983, una familia de Massachusetts, Estados Unidos, adoptó a la niña. En marzo de 2006, la muchacha viajó a El Salvador como observadora internacional de las elecciones de alcaldes y diputados y escuchó hablar sobre el trabajo de la Asociación Pro-Búsqueda de los Niños y Niñas Desaparecidos en la Guerra. Aprovechando su estadía en El Salvador, decidió entrar en contacto con Pro-Búsqueda para buscar a su familia biológica. La unidad de investigación de la entidad humanitaria tomó la muestra de su ADN en junio de 2006 y pocos meses después se confirmó que efectivamente era la hija de la familia Sáenz-Argueta. Ya con la información de que su familia había sido localizada, comenzó el intercambiando de cartas y fotos por medio de Pro-Búsqueda. Esa comunicación familiar llevó a que el 8 de diciembre de 2006 Suzanne se reencontrara con tres de sus hermanos biológicos que viven en Estados Unidos y finalmente este martes se produjo el emotivo reencuentro con sus padres. Actualmente Pro-Búsqueda tiene registrados 787 casos de niños desaparecidos en la guerra, de los cuales ha resuelto 323, de los cuales 50 fueron dados en adopción a familias de Estados Unidos; 464 casos siguen sin resolverse. Los doce años de sangrienta guerra civil, que concluyeron mediante la firma de acuerdos de paz gobierno-guerrilla, dejaron el saldo de más de 75.000 muertos, más de 7.000 desaparecidos y miles de salvadoreños desplazados de sus lugares de origen.

Descarga la aplicación

en google play en google play